Ramón Lobo: El CLAP es una medida transitoria porque estamos en guerra

 

Blom

 

El diputado oficialista aseguró que los Comités Locales de Abastecimiento y Distribución sufren los mismos ataques que los consejos comunales y demás iniciativas del gobierno porque la oposición no está interesada en resolver los problemas

del país sino que solo quiere llegar al poder.

exclusiva

Los primeros cinco meses de la Asamblea Nacional, electa el 6 de diciembre de 2015, han estado marcados por una serie de propuestas de la mayoría opositora y el rechazo de las mismas por parte del oficialismo, quienes acusan a la oposición de no velar por los intereses del pueblo y la solución de los problemas.

La actuación del Parlamento coincide con el empeoramiento de la crisis política y económica, específicamente en lo que respecta a la alimentación. Mientras la oposición solicita al gobierno aceptar ayuda humanitaria y rectificar en algunas políticas, el oficialismo reitera su apoyo a todo lo propuesto por el presidente Nicolás Maduro. 

Diputados de ambas tendencias partidistas han indicado que lo político y lo social son esenciales para el país, pero el oficialismo afirma que lo económico y social mejorará cuando la oposición deje de imponer trabas y de sabotear las iniciativas que nacen del Ejecutivo. La Asamblea se ha convertido en el principal lugar de debate de lo que ocurre en el país, pero las soluciones planteadas en el Palacio Federal Legislativo no se terminan de concretar.

Ramón Lobo, diputado a la Asamblea Nacional del Gran Polo Patriótico por el estado Mérida, comentó en exclusiva para Cactus24 lo que ha hecho el gobierno para solventar la crisis, mientras le hace frente a los “ataques de la derecha”.

El integrante de la Comisión de Finanzas del Parlamento afirmó que la oposición prefiere que la situación económica empeore para así aprovechar esa situación en sus “ansias de poder”. Para Lobo esto puede observarse en la negativa de los parlamentarios de apoyar iniciativas como el Decreto de Estado de Emergencia Económica, el Estado de Excepción y los Comités Locales de Abastecimiento y Distribución (CLAP).

Lobo indicó que existen cosas más importantes en la actualidad que estar preocupados por la realización de un referendo revocatorio que pudo solicitarse desde el 11 de enero, pero que por conflictos internos en la oposición no ocurrió.

El parlamentario aseguró que los avances en las políticas económicas del gobierno han llevado a la oposición a implementar ciertas acciones como la invocación de la Carta Democrática en la Organización de Estados Americanos (OEA) y el rechazo a los CLAP  para impedir la mejora de la situación.

─¿Cuál es el balance de los cinco meses que tiene la Asamblea Nacional?

─A lo largo de estos cinco meses no ha aportado nada en función de solucionar los problemas y lo más grave es que se ha dedicado a obstaculizar, entorpecer el trabajo que adelanta el gobierno. Eso ya se podía observar cuando apenas estaba tomando posesión Ramos Allup. Al ser presidente de la Asamblea Nacional su primera propuesta fue salir del presidente Nicolás Maduro en un lapso de seis meses. Eso fue algo único en el mundo. Un poder del Estado que de entrada amenaza a otro. Además ha asumido una posición de desconocimiento a los demás poderes y los agrede como ha pasado con las rectoras del Consejo Nacional Electoral (CNE).

─¿Qué ha hecho el oficialismo en el Parlamento?

─Hemos hecho algunas propuestas y con la mayoría de la derecha no han sido apoyadas. La central tiene que ver con el apoyo, la solicitud que ha hecho el presidente de la República de Emergencia Económica y el Estado de Excepción. Cuando se planteó el tema de los cestatickets para los jubilados y pensionados, que nosotros pasamos de 370.000 a más de tres millones, de donde conseguir esos recursos planteamos la creación de un impuesto especial para los grandes contribuyentes para soportar esa propuesta y fue negada.

─¿Cree que el revocatorio ocurrirá este año?

─Ya los tiempos no les dan. Ahora la derecha pretende englosarle al CNE la culpa. Es importante señalar que podían activar el referendo desde el 11 de enero y se llevaron tres meses en una discusión interna entre ellos. No se pusieron de acuerdo y pasó el tiempo. Ahora pretenden que el presidente se convoque a sí mismo a un referendo. El referendo para nosotros fue el elemento central que permitió que la derecha reconociera la Constitución que aprobamos en 1999. Aquí vino un golpe de Estado, un paro petrolero y asumieron el referéndum revocatorio en el año 2003 y eso nos trae muy buenos recuerdos. No tenemos temor alguno de hacer la medición, lo que señalamos es que debe cumplirse el marco legal y que efectivamente no puede ser en función de caprichos como ha sido lo característico de la derecha. Los tiempos no dan para hacer el referendo este año y no le endosen eso ni al gobierno ni al CNE sino a sus conflictos internos.

─¿El oficialismo está preparado para un referendo en 2017?

─Estamos preparados para cualquier circunstancia, pero ahora estamos en otros elementos que tienen que ver con la guerra económica. Estamos enfocados en solucionarle los problemas a la familia. Esa es la prioridad de la revolución bolivariana, mejorar el abastecimiento, incrementar la producción nacional y para eso está la agenda económica productiva que pronto dará soluciones. Las discusiones ocurridas madurarán y darán resultados y de ahí la propuesta de la derecha de desaforar en los últimos 22 días. Ya saben que vamos a comenzar un proceso de recuperación y a ellos no les interesa en sus cálculos electorales y ansias de poder.

ramon lobo psuv

─El Tribunal Supremo de Justicia publicó una sentencia sobre la doble nacionalidad hace varias semanas, ¿qué significa esta sentencia para el oficialismo?

─Esto fue un caso que se presentó a nivel de una menor y sencillamente la oposición buscó la manera de darle la vuelta, para nosotros eso es intrascendente. Hay cosas más importantes de que ocuparnos.

─¿El PSUV aceptaría que el presidente tenga doble nacionalidad?

─Él es venezolano, eso no está en discusión.

─¿Un posible diálogo entre la oposición y el gobierno buscaría cancelar el revocatorio?

─Nosotros siempre hemos invitado al diálogo y sabemos cuál ha sido la posición de la oposición que no quiere conversar para solucionar los problemas por las ansias de poder. La derecha no quiere diálogo, no quiere conversar, no quiere que se solucionen los problemas de los venezolanos. Lo que quieren es llegar a la Presidencia de la República. Seguimos invitando al diálogo que es un principio democrático, pero a un diálogo sin condiciones. Quisieron invocar una Carta Interamericana en contra del pueblo venezolano para iniciar un proceso de intervención y resulta que la OEA lo que planteó fue la necesidad de conversar y llevar a cabo las gestiones que llevan los tres ex presidentes.

─¿Qué acciones tomaría el gobierno si se llegase a activar la Carta Democrática?

─Eso correspondería a la política exterior del presidente Nicolás Maduro. Desde nuestra perspectiva está la defensa de la soberanía y la posibilidad de la libre autodeterminación de los pueblos para nosotros establecer nuestras propias políticas.

─Se han producido muchos cuestionamientos a los CLAP, ¿son estos discriminatorios?

─¿Por qué tanto ataque de la derecha a los CLAP? Son más de 22 días que tenemos conformando los CLAP a nivel nacional. El ataque es porque comienza a dar un resultado en la población y los sectores que estamos atendiendo. Los CLAP no son para todo el mundo sino para el sector más golpeado económicamente por la guerra de la derecha. Ante el resultado más efectivo en la distribución de los productos que actualmente tenemos en el mercado con la red pública e igual se están estableciendo convenios con la red privada. Eso nos ayuda a combatir el bachaqueo y la especulación. Vemos esa reacción es porque se están generando resultados positivos. En la Asamblea Nacional trataron de ladrones a los integrantes de los CLAP y los CLAP son el pueblo que se organiza para empoderarse en la distribución de alimentos. Fue lo mismo que pasó cuando creamos los consejos comunales, cuando las comunas, cuando iniciamos la misión Robinson, Sucre, Ribas. Toda iniciativa que implica la organización del pueblo para la derecha está conformada de ladrones, desadaptados, como ellos siempre ellos han catalogado al pueblo.

─Existen denuncias sobre discriminación y desviación de alimentos en los CLAP, ¿qué acciones tomará el gobierno con respecto a esto?

─Hay que ir a esos espacios. Quienes quieran sabotear los CLAP en esa comunidad, hay un pueblo organizado que revisa y evalúa los CLAP. Podemos tener un tipo de dificultad, pero estamos trabajando para superarlas. El fin de semana habrá movilizaciones nacionales ante la arremetida de la derecha. No les basta con ser voceros de la guerra económica sino que atacan a las organizaciones del pueblo.

─¿Las bolsas que entregan los CLAP están llenas de productos privados?

─Se usan productos de la red pública y se consiguen productos de la red privada, de pequeñas empresas de producción. Nosotros no estamos en contra de la unidad del sector privado. Ahí es donde ellos sesgan. Las bolsas que preparan para llevarse casa por casa para romper con el bachaqueo involucran productos que se dan en la geografía nacional. Algunas redes como Makro, en algunos sectores, participan. El trabajo tiene que ser de manera conjunta. Hay sectores privados con un sentido nacionalista, pero hay sectores mínimos pero influyentes como es el caso del conglomerado de Empresas Polar que lo que están jugando es un papel partidista. No les importa. Ya han hecho mucha riqueza, tanta que hoy se quejan que no les damos divisas para la materia prima, pero con las divisas del Estado montaron empresas fuera del país.

─¿Qué dice de los comentarios que indican que los CLAP son similares a la tarjeta de racionamiento cubana?

─Es parte de banalizar. El CLAP es una medida transitoria porque estamos en guerra. Al pueblo lo están atacando y debe organizarse para su defensa ante las agresiones. No hay ningún tema de tarjeta de racionamiento. A la derecha le va a costar porque ellos están cumpliendo un rol. Eso parte de que han tratado de generar una serie de acciones de violentas en la calle partiendo de que los CLAP son discriminatorios, no es así. Los CLAP han venido a combatir la guerra económica. 

POR: Javier Durán

Cactus24 (10/06/2016).