El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, consideró hoy que “no se han respetado los mínimos estándares democráticos” en las elecciones presidenciales de Venezuela del domingo, en las que resultó reelegido Nicolás Maduro.

En un comentario en su cuenta de Twitter tras los comicios venezolanos, Rajoy señaló que España estudiará junto a sus socios de la Unión Europea las medidas oportunas ante la situación en Venezuela.

Además, garantizó que el Gobierno español seguirá trabajando para paliar el “sufrimiento” de los venezolanos.

Maduro repetirá en la Presidencia de Venezuela para el período 2019-2025 al ganar unos comicios marcados por la altísima abstención -como había pedido la mayoría de la oposición- y la exigencia de los candidatos derrotados de que se repitan las elecciones por las irregularidades registradas.

El gobernante venezolano ganó al obtener 5.823.728 votos, con una participación de 8,6 millones de electores de los más de 20 millones que estaban convocados, lo que significa una de las participaciones más bajas de la historia venezolana.

Mientras que el Gobierno venezolano se esforzaba en defender las “plenas garantías” de estas elecciones, las alianzas opositoras Mesa de la Unidad Democrática y Frente Amplio habían llamado a la abstención por considerar que estos comicios eran fraudulentos.

Los portavoces del Frente aseguraron que la participación en “esta farsa electoral” no llegó a 30 %.

También el Grupo de Lima, integrado por catorce países de América, había pedido que se suspendieran los comicios por considerarlos “ilegítimos” y “carentes de credibilidad”.

El Parlamento Europeo pidió el 3 de mayo pasado por amplia mayoría la “suspensión” de los comicios, como también reclamó la representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini.

Cactus24 (21-05-2018)