¿Quiénes son los asexuales y cómo son sus vidas sin sexo?

Cuando Javier León (42 años) escuchó esa palabra en boca de una amiga, todo cobró sentido en ese puzle indescifrable que hasta ese momento era su sexualidad. “Eres asexual”. Esas siete letras explicaban su falta de interés por el sexo, por qué perdió la virginidad tan tarde o la razón por la que no había tenido relaciones durante dos años con su última pareja, publica un portal web. 

No era un homosexual reprimido o un ‘rarito’, como muchas veces le habían dicho sus compañeros de clase cuando era adolescente. Desde entonces es un hombre feliz. León forma parte de la comunidad asexual, que identifica a aquellos que simplemente no experimentan deseo sexual. La asexualidad no tiene nada que ver con un trauma del pasado ni con el celibato voluntario. El perfil puede corresponder a personas que no se masturban con asiduidad, nunca han buscado la palabra ‘sexo’ en Google o no tienen prisa por acostarse con su novio o novia. “Tardé mucho tiempo en tener pareja y relaciones por mi pasotismo.

- Anuncios -

Cuando lo hice, fue por presión social. Yo no tenía la necesidad”, comenta Javier. En una sociedad tan hipersexualizada como la actual, donde hasta el anuncio de un coche utiliza la retórica erótica para animar a los consumidores, estas personas tienen que soportar comentarios impertinentes, preguntas incómodas -“¿Cuándo te vas a echar novia?”- o la marginación social. ¿La cuarta orientación sexual? Personajes como Sherlock Holmes, de Arthur Conan Doyle, o Sheldon Cooper, de la televisiva serie The Big Bang Theory, para quien el sexo es un mero trámite social, podrían ser ejemplos de personas asexuales en la cultura.

Después de la heterosexualidad, la homosexualidad y la bisexualidad, algunos expertos apuntan a esta condición como la cuarta orientación sexual, aunque no hay consenso sobre ello. Y es que las personas con un bajo deseo sexual siempre han existido, aunque hasta el siglo xxi no hayan tenido una palabra para definirse. He descubierto la asexualidad después de estar varios años casado con una mujer sexualmente activa Los estudios publicados aún son escasos y se limitan a constatar que la asexualidad existe. Tampoco hay estudios a nivel mundial, sino que se limitan a la población estadounidense y británica en la mayoría de los casos. Dentro de sus escritos sobre sexualidad, el doctor Alfred Kinsey ya advirtió de un grado ‘x’ de individuos estadounidenses que no sentían atracción sexual dentro de su Escala Kinsey, que formuló en 1948 y que medía hasta seis grados de comportamientos en el que 0 era heterosexualidad completa y 6 homosexualidad total.

En 2004, Anthony Bogaert, doctor de la universidad canadiense de Brock, publicó el estudio Asexuality: prevalence and associated factors in a national probability sample en el Journal of Sex Research, donde confirmó que el 1% de los británicos pertenecen al colectivo asexual. Bogaert utilizó datos de la primera Encuesta Nacional de Actitudes Sexuales y Estilos de Vida británica, realizada entre 1990 y 1991 por un equipo multidisciplinar de investigadores universitarios y publicada en 1994. En ella se preguntó a 18.876 personas en el Reino Unido sobre sus hábitos sexuales. Un 1,05% contestó que no sentía atracción sexual hacia inguna persona. Amor sin sexo “He descubierto la asexualidad después de estar varios años casado con una mujer sexualmente activa, y es ahora cuando empiezo a responderme a mí mismo algunas de esas dudas interiores que no encajaban”, confiesa Salva, un barcelonés de 46 años, que a los 30 empezó a preocuparse: “No deseaba quedarme soltero toda la vida”.

CACTUS24 (30/11/2015). 

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.