Prohíben venta de carne de perro en zona turística de Camboya

La provincia camboyana donde se ubica el famoso complejo de templos de Ankor Wat, un importante destino para turistas extranjeros, ha prohibido el comercio de carne de perro que, según activistas a favor de los derechos de los animales, prolifera en la región.

Las autoridades de la provincia de Siem Reap emitieron el lunes una orden que prohíbe la compra, venta y matanza de canes para consumo humano. El comercio continúa siendo legal en otras partes del país.

Blom

 

Según un reciente informe de dos grupos interesados en el bienestar de los animales, entre dos millones y tres millones son sacrificados anualmente en Camboya por su carne, y la región de Siem Reap es una importante fuente de suministro de canes, que a menudo son mascotas robadas.

Los grupos —Cuatro Patas, con sede en Austria, y Rescate Animal en Camboya— dijeron haber identificado 21 restaurantes en Siem Reap especializados en carne de perro y 110 en la capital camboyana, Phnom Penh.

De acuerdo con la orden que prohíbe ese comercio, difundida el miércoles por diversos funcionarios en internet, el comercio de carne de perro es sancionable según la ley de salud y producción animal, y los infractores podrían enfrentar hasta cinco años de cárcel y multas de entre 7 millones y 50 millones de riels (entre 1.750 y 12.500 dólares).

Las autoridades vincularon la medida a la popularidad de Siem Reap como destino turístico y un sitio sagrado. Los templos de Ankor Wat atraen a más de dos millones de visitantes cada año, aunque el turismo desapareció este 2020 debido a la pandemia de coronavirus.

La prohibición también hace un reconocimiento de los canes como mascotas leales y protectoras de casas, granjas y animales del campo, y describe el comercio de la carne de perro como inhumano y un peligro porque puede propagar enfermedades.

Los camboyanos viejos por lo general evitan comer carne de perro porque creen que puede traerles mala suerte, aunque se ha convertido en una moda minoritaria entre los jóvenes. El país vecino de Vietnam es más famoso por esta práctica.

Unos 2.900 perros al mes —o 34.000 al año— son servidos en restaurantes en Siem Reap, según el informe de los grupos animalistas.

En el documento, las organizaciones dijeron haber identificado un matadero de perros en la ciudad de Siem Reap y cinco grandes zonas de almacenamiento y comercio en las afueras, desde donde se envían al menos 3.750 canes al mes a otras partes de Camboya.//Con información de AFP.

Cactus24/10-7-2020