Prohíben a un gato postularse en la alcaldía de su ciudad

El gato que aspira a ser alcalde en la ciudad de Demmin, al nordeste de Alemania, se llama Quarky y tiene seis años de edad, su dueño y representante legal es Torsten Lohr, quien ha explicado que el michi tiene una muy buena propuesta, pero que desafortunadamente por dos pequeñas razones se le ha descartado ser candidato a alcalde, y no, no es por se un gato.

Torsten quería que su mascota participara como candidato en los comicios el próximo 25 de abril, sin embargo el actual alcalde Michael Koch explicó que el felino no cumple con todos los requisitos necesarios, entre ellos el tener 18 años de edad y una firma. 

Blom

 

 

Lohr discrepa con el primer punto afirmando que con 6 años su gato ya es un adulto y ante este revés prometió demandar a las autoridades electorales si no aprueban la solicitud de su mascota para postularse a la alcaldía. Afirma que Quarky quiere defender el bienestar de los animales y limitar el tráfico de vehículos en la ciudad, porque no le gustan.

Especialistas en derecho afirman que la candidatura del felino es inviable porque la legislación electoral exige que tenga la ciudadanía alemana, algo de lo que están excluidos los animales.

El dueño del animal de todas formas reconoce que la solicitud de su gato ha atraído la atención de la ciudadanía y ha provocado debate, que era precisamente lo que estaba buscando. Su intención era agitar el ambiente en la ciudad e incitar a sus residentes a pensar y a opinar en medio del clima de falta de participación política que gobierna Demmin.

Cactus24/20-02-2021