Primero Justicia repudió abuso policial durante protesta en Tucacas

Dirigentes de Primero Justicia en el municipio José Laurencio Silva, repudiaron el abuso policial por parte de los efectivos militares y funcionarios policiales, durante la protesta en Tucacas registrada el pasado miércoles, quienes exigían a la gerencia de la comercializadora Doña Ramona, C.A., les vendieran productos que tenían en su almacén.

Blom

 

El activista de la tolda aurinegra, Juan Pablo Cordero, puntualizó que los funcionarios arremetieron contra este grupo de ciudadanos que pedían a gritos poder comprar alimento para llevarlos a sus hogares.

Pidió a los organismos del Estado y en específico a la Defensoría Pública se aboquen al conocimiento de la causa, pues no es posible que un grupo de hombres y mujeres sean golpeados por el simple hecho de pedir que les vendan productos de primera necesidad.

Señaló que alrededor de 20 personas fueron detenidas por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, quienes este jueves serían presentadas ante los tribunales militares, por ser partícipes de esta manifestación.

Cordero hizo hincapié en que los dirigentes del partido no apoyan hechos violentos y mucho menos se transgredan los derechos humanos que quienes salen a las calles en busca de comida.

“Nosotros apostamos a la salida pacífica de Nicolás Maduro, rechazamos cualquier situación que esté en contra de la Constitución Nacional, seguimos trabajando para lograr la verificación de las firmas para proceder al segundo paso para que se apruebe el referendo consultivo”, enfatizó.

Asimismo, hizo un llamado a la calma a los pobladores de Silva y la Costa Oriental, “entendemos que el pueblo tiene hambre y por esa razón están saliendo a las calles en busca de alimentos.

Por su parte, el dirigente Daniel Pereira, expresó que este abuso de los organismos de seguridad es una muestra de cómo se viola la Constitucional Nacional y los Derechos Humanos en Venezuela.

Indicó que las armas de fuegos utilizados por los efectivos de la GNB, no son las que se deben emplear para dispersar una manifestación, poniendo el riesgo la vida de quienes se encontraban pidiendo les vendieran productos de primera necesidad.

Pereira calificó como un atropello lo sucedido en Tucacas durante la protesta el día miércoles, rechazó categóricamente estas acciones que estén en contra de la integridad física de quienes reclaman por un poco de comida.

 

Cactus24 (09/06/2016).