Presos de Polilara piden traslado con sangre

Karina Peraza Rodríguez / Corresponsalía Lara

A las 4:30 de la tarde del jueves se escucha una bulla que provenía de la parte interna de los calabozos de la comisaría de Prados del Norte, ubicada en Carorita, al norte de Barquisimeto, estado Lara.

El alboroto era de los otros internos para avisar que había compañeros heridos. Presentaban cortadas por armas blancas en brazos y piernas, se las habían auto infligido pues es su modo de protestar: desean ser trasladados a un penal y es que están hacinados en dicho calabozos.

Son 46 los internos que allí conviven en un cuartico con capacidad para máximo diez personas y en el que según las leyes deben permanecer un máximo de 48 horas.

Según informan los familiares de los privados de libertad que prefieren no revelar sus nombres, sus hijos, hermanos y esposos duermen allí incómodos, hacen hamacas con sábanas, las cuales guindan entre la pared y los barrotes, otros duermen en el piso, algunos sentados y hay quienes les toca estar parados y turnarse. Las necesidades deben hacerlas en bolsa o envases y el gasto que tienen en comida es grande, pues todos los días deben llevarles para desayunar, almorzar y cenar.

No todas las familias se dan abasto para atender a sus seres queridos todos los días y muchos hasta dejan de comer pues no reciben alimentación alguna. Las condiciones son malas, expresan los familiares de los internos, quienes suplican los trasladen a penales.

Fueron cuatro internos que se cortaron. Se trata de Yordano Delgado, de 25 años de edad, con una cortada en el pie derecho; José Alejandro García, de 25 años de edad, con una cortada en el antebrazo derecho; Yordi Yépez, de 29 años de edad, con cortada en el antebrazo derecho y Reinaldo Rea, de 24 años de edad, con una cortada en la pierna derecha.

Ellos fueron trasladados con gran custodia por parte de la Policía del estado hasta la emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto, donde los mantuvieron por largo rato tendidos en el piso del recinto y posteriormente  fueron atendidos y dados de alta.  Cabe resaltar que los privados de la zona norte tienen varios días alborotados protestando por traslados y hasta ahora no existe respuesta por parte del Ministerio de Asuntos Penitenciarios para darles algún cupo en los penales.

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.