Preso muere de tuberculosis en calabozos de Polilara

El cuerpo de José Gregorio León Aguilar (58), tiene dos días en la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto, estado Lara, nadie lo ha reclamado, al parecer no tiene familia y es que antes de su muerte tampoco recibía visitas.

José Gregorio estaba recluido en la comisaría La Floresta, ubicada en Tamaca, al norte de la ciudad, el hombre estaba por el delito de hurto desde el 2016. Antes de ser detenido vivía deambulando por la calle y la oscuridad de la noche era la compañera de sus sueños, pues dormía, donde “lo cogiera la noche”, confiesa un uniformado.

Hace tiempo que José Gregorio, tenía dificultad para respirar y presentaba tos, estaba contaminado con tuberculosis los chequeos no pasaban  de eso, siendo el último uno el 22 de febrero en la comisaría, pero eran pañitos de agua caliente, porque le daban algo de tomar para el momento, más la enfermedad no era tratada como tal.

Precisamente desde el día del operativo y la falta de alimentos, lo fueron descompensando y este lunes fue conseguido muerto dentro de los calabozos. Su cuerpo fue sacado a la morgue del Hospital Central y allí permanece, pues nadie lo ha reclamado, en caso que no le llegue doliente en las próximas semanas y según el protocolo hospitalario es probable que José Gregorio sea enterrado en una fosa común.

Cactus24 28-02-18

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.