Portugal extiende las restricciones por el COVID-19

Portugal extendió el jueves un bloqueo nacional hasta el 1 de marzo para hacer frente a su peor aumento de infecciones por COVID-19 desde que comenzó la pandemia mientras las autoridades se apresuran a aliviar la presión sobre los hospitales sobrecargados.

Blom

 

Al país de poco más de 10 millones le fue mejor que a otras naciones de Europa en la primera ola de la pandemia, pero 2021 trajo un aumento devastador de infecciones y muertes, en parte atribuido a la rápida propagación de la variante británica del virus y al alivio. de restricciones durante la Navidad.

Casi 14,900 personas han muerto de COVID-19, con un total de 778,369 infecciones.

Aunque el número de infecciones y muertes diarias ha disminuido este mes, un frágil servicio de salud todavía está luchando para tratar a los alrededor de 6.400 pacientes con COVID-19 en hospitales y cuidados intensivos.

“La verdad es que se sigue poniendo a prueba la capacidad hospitalaria del país … así que no queda más remedio que reducir los casos”, escribió el presidente Marcelo Rebelo de Sousa en su sitio web oficial antes de que el parlamento aprobara su propuesta de prorrogar el cierre por otras dos semanas.

Portugal impuso su segundo bloqueo desde el brote inicial en marzo-abril de 2020 el 15 de enero, cerrando servicios y escuelas no esenciales y haciendo que el trabajo remoto sea obligatorio cuando sea posible.

Es probable que la mayoría de las medidas sigan siendo las mismas, pero bajo un decreto presidencial emitido el miércoles, el gobierno ahora podría decidir permitir que las empresas vendan libros y útiles escolares. También podría implementar una regulación de control de ruido para permitir que las personas trabajen desde casa sin ser molestadas.

 

Cactus24 11-02-21