¿Por qué Cataluña quiere independizarse y España no lo aprueba?

Cataluña es una región en el nordeste de la península ibérica con nacionalidad histórica, es decir, que posee una identidad colectiva, lingüística y cultural diferenciada del resto de España, esto representa la base principal para que sus representantes en el Parlamento y la población en general, consideren su independencia. 

Por otra parte, la Constitución de España, en vigencia desde 1978, reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las distintas nacionalidades y regiones en su artículo 2, relacionando el principio con la unidad de la Nación española y la solidaridad entre las comunidades autónomas que la compongan. 

- Anuncios -

El principio de autonomía rige la configuración territorial del Estado, que acorde al artículo 137, se organiza en municipios, provincias y comunidades autónomas. Hay que distinguir, no obstante, la autonomía local (municipios y provincias) con un carácter marcadamente administrativo, y la autonomía de las nacionalidades y regiones (comunidades autónomas) de mayor trascendencia político-administrativa.

El constituyente español Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, se ha planteado incluir en el artículo 2 una mención expresa del ámbito territorial, consideran que su omisión, supondría la admisión de la posibilidad de que parte del territorio se dividiera. Hasta ahora, el Tribunal Constitucional de España no ha tenido que pronunciarse. La decisión de parte de su territorio no es un tema pacífico para la doctrina constitucionalista.

Días atrás, el rey español Felipe VI, también se pronunció sobre Cataluña, aseguró que los “principios constitucionales se mantendrán plenamente vigentes. La Constitución prevalecerá, que nadie lo dude”.

“Porque la España constitucional de nuestros días es un patrimonio que nos pertenece a todos; pertenece al pueblo español, que es en quien reside la soberanía nacional y del que emanan todos los poderes del Estado”, ha enfatizado el jefe del Estado, que ha querido transmitir un mensaje de seguridad en la unidad del proyecto de convivencia nacional de los españoles, reseñó El País. 

Cataluña quiere independizarse, según reseña el portal El Definido, por:

1. “El pueblo de Cataluña a lo largo de su historia, ha manifestado democráticamente la voluntad de autogobernarse, con el objetivo de mejorar el progreso, el bienestar y la igualdad de oportunidades de toda la ciudadanía, y para reforzar la cultura propia y su identidad colectiva”, se lee en el preámbulo de la declaración de soberanía del gobierno de Cataluña.

2. El independentismo catalán se fundamenta primero en la historia de la región. Su parlamento tiene antecedentes que datan desde la Edad Media. En el siglo XIV se creó la Diputación General que hasta el siglo XVII actuó como gobierno del principado. En el siglo XVIII y debido a la Guerra de Sucesión, la región es tomada por los borbones y Felipe V elimina el derecho público catalán y sus instituciones, prohibiendo además la lengua catalana.

3. En el siglo XX, la voluntad de autogobernarse de los catalanes era una constante, pero tanto la dictadura de Primo de Rivera, como posteriormente la de Franco, se encargaron de abolir y prohibir las instituciones de autogobierno de Cataluña como el Gobierno Autónomo y la Mancomunidad de Cataluña, las que posteriormente fueron restauradas. Estas causas históricas, han llevado al pueblo catalán a sentirse explotado y reprimido por parte del gobierno español, lo que se traduce en el deseo de independencia.

4. Las razones culturales que esgrimen los catalanes para querer convertirse en un Estado independiente, son principalmente debido a la lengua, a las costumbres y tradiciones que tienen en común sus habitantes y que los diferencian de España. 47,6% de la población habla catalán.

5. Otro de los motivos que explican el movimiento independentista catalán es la economía. En el año 2013, el PIB catalán llegó a 192.545 millones de euros, siendo la primera economía entre las regiones de España y aporta el 20% del PIB de total del país.

España no lo aprueba por:

1. España perdería de golpe el 20% de su Producto Interno Bruto (el que le otorga Cataluña), con la consiguiente disminución de peso relativo en la Unión Europea, reseña el portal Nueva Tribuna.

2. Los impuestos de Cataluña son entregados al gobierno central español. La estructura de poder en Madrid es la que decide cómo desembolsar el dinero para cada una de las regiones autónomas. No en vano, los catalanes no reciben su parte justa. Con una separación, este dinero se quedaría en suelo catalán.

3. El presidente de España, Mariano Rajoy, dijo: “No voy a aceptar que unos señores liquiden la democracia”. Ha calificado el desafío independentista como “una vulneración de la Constitución y un intento de insumisión a las instituciones del Estado que niega el orden constitucional vigente”. Añadió que “se está quebrando absolutamente todo, intentando liquidar la soberanía nacional”.

4. España se quedaría sin una comunidad rica que tiene unos saldos netos comerciales con otras comunidades en el país, que presenta un gran tejido industrial y comercial y deterioraría a todos los niveles la situación actual del país ibérico.

5. El país perdería además las grandes firmas catalanas en el sector financiero o energético, tales como La Caixa Catalunya Banc, Banco Sabadell, Gas Natural Fenosa; del sector de la construcción, Abertis; compañías alimenticias como Nutrexpa, Gallina Blanca, Cacaolat, Damm y San Miguel; la firma de moda Mango o las editoriales Salvat, Grijalbo, Ediciones B, y Planeta.

CACTUS24/ÚLTIMAS NOTICIAS (16/11/2015). 

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.
Loading...
COMPARTIR