Por negarse a darle dinero para comprar alcohol, le propinó una golpiza a su abuela

Leon Owens, un joven de 23 años que propinó una brutal paliza a su abuela de 82 años por no darle dinero para comprar más alcohol, ha sido condenado a doce meses de prisión y a permanecer alejado de la mujer durante tres años.

Los hechos ocurrieron en Gales del Sur a mediados del mes de marzo, según informa Metro. La anciana, que ya había entregado diez libras al muchacho, se negó a seguir proporcionandole dinero en efectivo cuando éste pidió más.

Blom

 

Ante la respuesta, Owens comenzó a gritar y a propinar cientos de patadas en sus piernas durante cinco minutos.

Tras la paliza, el agresor dejó la casa que llevaba años compartiendo con la anciana y se dirigió al domicilio de su novia seguido por su abuela, que tenía miedo de que se metiera en problemas porque se dio cuenta de que estaba borracho.

Cuando llegó al lugar donde se encontraba la pareja, la mujer notó que sus piernas sangraban por los golpes recibidos y algunos transeúntes tuvieron que llamar a emergencias porque les aseguró que se estaba mareando.

El abogado del joven aseguró a las autoridades que «casi todas» las condenas, por los 18 delitos que había cometido en el pasado, «están relacionadas con la bebida».

« Estaba claramente muy intoxicado y acepta que arremetió contra su abuela después de que ella se negara a darle más dinero, sin lugar a dudas, para gastar en más bebidas», apostilló el letrado. «Actuar de esa manera con la mujer que le crió está más allá de lo creíble y está luchando por aceptar lo que ha hecho».

Esta semana, finalmente, se ha conocido su sentencia. Doce meses de prisión y tres años alejado de la anciana.

«Tu abuela de 82 años te crió desde que eras un niño y es difícil encontrar una explicación racional para entender las razones que llevan a un hombre de 23 años a comportarse de esa manera con la persona que le ha dado 23 años de su vida», dijo el juez Geraint Walters a Owens. «La pateaste una vez, dos veces y seguiste haciéndolo».

«El corazón de esto es un problema con la bebida y es momento de abordarlo», concluyó. «Parece que está decidido a hacer un buen uso de su tiempo bajo custodia y, Dios mío, debe hacerlo» (Con información de ABC).

Cactus24/10-07-2020