Polianzoátegui frustró robo en empresa en El Tigre y ultimó dos sujetos

José Gregorio Rengel González, alias "el Joseíto"

José Ángel Camejo Álvarez (24) y José Gregorio Rengel González (23), conocidos como “el Negrín de Oficina Uno» y “el Joseito» respectivamente, cayeron muertos ante oficiales de la Policía del estado Anzoátegui (Polianzoátegui) al presuntamente abatirse a tiros. 

Blom

 

El hecho ocurrió en El Tigre, municipio Simón Rodríguez, cuando los individuos cometían un robo en empresa situada en la avenida Jesús Subero.

El director de Polianzoátegui de esa jurisdicción, comisionado José Romero Peña, dijo que en la central de la comandancia recibieron una llamada telefónica por parte de un ciudadano que informaba que el vigilante de una corporativa, unos delincuentes lo tenían maniatado y estaban robando en ella. 

Romero explicó que una comisión se trasladó al lugar y cuando los hampones  vieron a los policías, salieron a veloz carrera escondiéndose detrás de unas maquinarias. Cuando les emitieron la voz de alto, los sujetos desenfundaron las armas de fuego que portaban y las accionaron produciéndose una balacera en la cual fallecieron tras sufrir un impacto por proyectil en el tórax.

José Ángel Camejo Álvares, alias «El Negrin de Oficina Uno»

 

Prontuario policial

Camejo Álvarez, según lo informado por el jefe de Polianzoátegui, estuvo preso cinco años en la cárcel de Vista Hermosa (Ciudad Bolívar) por el delito de homicidio calificado fecha 2014, y hace cinco meses salió bajó el régimen de presentación pero el beneficio se lo revocaron por su ausencia ante los tribunales. 

Por su parte, Rengel González, poseía antecedentes por robo de vehículo fecha 2017 y pagó condena en Polisosir. 

En el lugar del tiroteo los uniformados estadales recolectaron un escopetín Covavenca calibre 12 mm, serial 39441 y una concha percutida del mismo calibre, que supuestamente usó “el Negrín de Oficina Uno» y un revólver Smith & Wesson calibre 38 mm serial de tambor 025, tres conchas percutidas y una sin percutir, calibre 9 milímetros que presuntamente utilizó “el Joseíto»