Perú: Venezolana acusada de robar la casa de su expareja asegura que la sigue llamando

Lauri Lucemili Granados Gutiérrez no se queda callada. La joven venezolana acusada de vaciarle la casa a su expareja se defendió y aseguró que no se robó nada, luego de que el peruano la denunciara por llevarse hasta el reloj de pared de su vivienda.

En declaraciones a Bueno Días Perú, aseguró que algunas de las cosas que se llevó están a su nombre, tal y como figura en las facturas que aún conserva. Según su testimonio, solo dos de los artefactos, un televisor y una lavadora, figuran a nombre de su ex, identificado como Edwin Pichigua Guzmán.

Blom

 

“Cuando compramos los equipos los pusimos a nombre mío, tengo mis facturas aquí. Los equipos están a nombre mío. No me he robado nada de nadie. Por eso me los lleve y me mudé cerca porque no robé nada”, indicó. “Tres facturas están a nombre mío y dos a nombre de él. Él me denuncia por dos, que fue el televisor y la lavadora”, agregó.

Asimismo, denunció que Pichigua Guzmán la maltrató física y psicológicamente cuando estaban juntos y que, incluso ahora, la sigue llamando para pedirle disculpas por haberla denunciado y para invitarla a salir.

La venezolana mostró audios donde el hombre la llama para pedirle que se vuelvan a ver. Incluso en un parte se le escucha decir que «no cree que el amor se acabe de la noche a la mañana».

“No no, ya no, lo que tú hiciste no tiene perdón de Dios”, “¿De un día para otro? De un día para otro exponer como criminal a la mujer que tu amabas”, se le escucha decir a la chica.

“Me dice ‘hola ¿cómo estás?’, como si no hubiese pasado nada. (Me dice) Vamos a hablar, quiero comer contigo. Esto fue un error, fue por cólera (la denuncia), quiero verte, quiero hablar contigo”, narró la joven , quien también contó que el peruano le dijo que la prensa exageró el caso y que los policías lo motivaron para que la denuncie.//Información del diario Trome 

Cactus24 (10-02-2020)