La cancillería de Perú expresó al encargado de negocios de Venezuela en Lima el “no reconocimiento y la protesta” por las elecciones del pasado domingo, tras convocarlo este martes, de conformidad con la Declaración del Grupo de Lima.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Perú le transmitió también la “profunda preocupación” del gobierno por el agravamiento de la crisis política, económica y humanitaria en Venezuela.

Los comicios que determinaron la reelección del mandatario venezolano, Nicolás Maduro, se llevaron a cabo “pese a los reiterados llamados de la comunidad internacional para que en su lugar, pueda desarrollarse un proceso electoral democrático, libre, justo y transparente, acorde con estándares internacionales”, señaló una nota de prensa de la Cancillería.

La crisis en Venezuela se ve reflejada en “el sustancial incremento del éxodo” de venezolanos, que “al ver severamente afectados sus derechos humanos, se ven forzados a emigrar”, anotó el ministerio peruano.

El gobierno peruano ratificó su firme compromiso de continuar contribuyendo a la restauración de la democracia en Venezuela.

La cancillería recordó que Perú expulsó al embajador venezolano en 2017, reduciendo la representación diplomática a nivel de Encargado de Negocios.

Los países del Grupo de Lima desconocieron los resultados de las elecciones presidenciales celebradas este domingo en Venezuela por no cumplir con los “estándares internacionales”, y decidieron “reducir el nivel de sus relaciones diplomáticas” con ese país.