Pasó cinco años más en prisión sin darse cuenta que su condena había acabado

Las cárceles de Samoa, país de Oceanía, han sido testigo de cómo Sio Agafili ha permanecido entre rejas más tiempo de que le tocaba. Cuatro años y 8 meses más de lo que le tocaba, según dictaminó el juez cuando le condenaron por una serie de delitos en 2008. Se le impusieron dos condenas a cumplir de forma simultánea, pero él perdió la noción del tiempo en prisión y nadie le avisó, así que iba rumbo de cumplir la pena de forma consecutiva.

Según informa hoy el diario The Guardian, este hombre de 45 años y padre de tres hijos, debía quedar en libertad en diciembre de 2015. El problema estuvo en que ni él ni las autoridades de prisión se dieron cuenta de ello y se quedó encerrado más tiempo. Una condena extra que se podía haber alargado mucho más si no se hubiera dado cuenta del error el juez ante el que compareció Sio Agafili la semana pasada, por otro delito recientemente.

Blom

 

Fue solo hasta la semana pasada cuando el juez de la Corte Suprema Leiataualesa Daryl Clarke notó la equivocación mientras llevaba el caso de una fuga masiva en la prisión de Tanumalala, en la que Agafili permanecía recluido.

La Policía admitió ante el tribunal que el hombre estaba siendo detenido ilegalmente y este fue puesto en libertad bajo fianza mientras espera la sentencia de su presunta participación en la fuga.

Por su parte, el abogado de Agafili, Muriel Lui, señaló que es posible que su cliente solicite una indemnización. «Su derecho a la libertad ha sido violado», alegó, señalando que el hombre «no se dio cuenta de nada».

Cactus24/08-07-2020