Padres, abuelos y tíos, responsables de las últimas 13 víctimas de violación en Zulia

Padres, abuelos y tíos, responsables de las últimas 13 víctimas de violación en Zulia
Trece hombres y una mujer se aprovecharon de la confianza que les brindaron para ultrajar a ocho niños y cinco adolescentes. Ahora esperan por su proceso judicial en los calabozos de los cuerpos de seguridad que los arrestaron. Todos los detenidos tenían afinidad con sus víctimas, eran padres, abuelos, tíos, vecinos o cuidadores.

Trece hombres y una mujer se aprovecharon de la confianza que les brindaron para ultrajar a ocho niños y cinco adolescentes.

Blom

 

Las edades de sus víctimas oscilan entre los dos y 18 años. La Policía científica inició una campaña para promover la denuncia en contra de los pedófilos. Cuatro de los casos se reportaron en Maracaibo, el resto en municipios foráneos. Siendo el caso más emblemático el que protagonizó Juan Manuel Caicedo, de 75 años, quien no solo se conformaba con ultrajar a su nieto de 13 años, sino que obligaba al muchacho a violar a sus dos hermanitas, de seis y nueve delante de él. El anciano confesó su delito y dio detalles a la Policía Municipal de Francisco Javier Pulgar. Ahora espera por su juicio.

Otro caso que escandalizó a los zulianos fue el ultraje de una jovencita, de 14 años. A quien violaron en el municipio Colón tras el consentimiento de su madre, Isis Taimari Guerrero Carrizo, de 32. El ama de casa permitió, el 30 de septiembre, el acceso de Danny Roberto Uzcátegui Atencio (37) y otros dos adolescentes a su casa. Entre todos sometieron y violaron a la adolescente. Los funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ) capturaron a los implicados horas después.

A las víctimas más jóvenes las atacaron Tito Alexander Borjas Lugo (43), quien violó niña de 7 años, en Lagunillas; Alexis Enrique Rojas Hernández (43) ultrajó a la bebé de dos años que cuidada en Cabimas; y Juan González (60) cometió actos lascivos contra una niña, de tres, en el barrio 4 de Abril de Maracaibo. La denuncia de sus progenitores fue crucial para su captura.

El abuso de Leonardo José Chourio (31) se prolongó por cinco años. Amenazó a su sobrina con matarle a su familia y a ella si lo denunciaba. La niña creció y ahora, a los 15 años, espera un hijo de su violador. Los oficiales del CPBEZ, en el municipio Sucre; capturaron al agresor luego de que la víctima recibiera el apoyo familiar para denunciarlo.

Alias el “Guajiro” y Freddy José Briceño Aro (18) atacaron a su propia sangre. El primero ultrajó por años a su hija y a uno de sus sobrinos. Mientras que el otro violó a su prima, de ocho años. A uno lo detuvieron en Francisco Javier Pulgar y a otro en el barrio Cassiano Lossada de Maracaibo.

Casos atípicos el de José Antonio Montiel, Samuel Medero (54) y Guillermo Ipuaina Palmar, quienes salieron de sus domicilios a causar daño. Violaron a las primeras jovencitas con quienes se toparon, una de ellas con discapacidad cognitiva.

Los cuerpos de seguridad hacen un llamado a los padres

Les instan a no dejar a sus hijos con extraños y monitorear el menor cambio emocional en los pequeños para descartar agresiones sexuales.

La supervisión es la clave para evitarles daños físicos y psicológicos a los más pequeños.

“Todo el peso de la ley para quien intente dañar de cualquier manera la tranquilidad de nuestros niños”, advierte Douglas Rico, director nacional del CICPC, a través de sus redes sociales en su campaña contra los pedófilos.

Cactus24 (24-10-2019)