Un aberrante hecho se suscitó en un pequeño pueblo del municipio trujillano Campo Elías, donde una niña de 10 años sufrió la violación por parte de su padre, un hermano y un primo.

La violación fue confesada por la pequeña a su maestra, cuando la docente notó una actitud extraña y la conminó a contar lo ocurrido.

La maestra alertó a otras colegas  de la situación y la trasladaron hasta un CDI, donde el médico que la atendió confirmó que la niña fue abusada sexualmente. 

Al conocer la confirmación, acudieron hasta una sede policial, desde donde los funcionarios se trasladaron hasta la vivienda de la niña y detuvieron a los familiares, reseñó el diario Panorama.
El abuso ocurrió en su casa y los aberrados vivían con ella. A todos los unen lazos consanguíneos.  

La niña vivía con su padre y su hermano, desde que su madre murió. El primo, de 16 años,  frecuentaba la vivienda, según vecinos.

Voceros policiales ofrecieron a medios trujillanos las identidades de los aprehendidos. El progenitor es Guillermo S, de 52 años, y su hijo es  Héctor S, de 19 años. El progenitor tiene prontuario por lesiones personales del año 2011, dijo la policía trujillana.
 
El caso, que mantiene en estupor en la población andina. El padre y hermano fueron presentados ante a la Fiscalía 9° del Ministerio Público, y  que el primo,  ante la Fiscalía 10°. 

La víctima  permanece bajo  protección en  el Servicio Administrativo de Protección del Niño, Niña y Adolescente del estado Trujillo,

CACTUS24 (16-11-2016)

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.