Pacientes con alzheimer son los más afectados por la pandemia, según especialistas

Especialistas del mundo han expuesto que la pandemia por el covid-19 ha afectado la demencia producida por el alzheimer. 

Aunado a ello, a falta de apoyo debido a la escasa movilización ha influido en el proceso de adaptación para los que sufren esta común enfermedad neurodegenerativa.

Blom

 

En varias conferencias los doctores señalaron que las personas con este problema se encuentran más expuestas al contagio, tanto por ser una población con más de 65 años, así como por no comprender la situación o no poder memorizar las medidas de higiene sanitaria como el lavado de manos, el distanciamiento físico y hasta el uso del tapabocas.

Según los expertos, los pacientes con esta enfermedad y sus cuidadores son las víctimas que más han sufrido las consecuencias de la pandemia.

Una investigación realizada por los científicos de Fleni, en Argentina, tuvo como eje principal el estudio de los síntomas conductuales de adultos mayores con demencia y estudiar hasta qué punto la cuarentena había afectado estos síntomas en sujetos con demencia después de las primeras ocho semanas de cuarentena.

Las encuestas realizadas por los expertos, se indagó sobre tipo y entorno del lugar; servicios de rehabilitación, bien sea física, ocupacional, cognitiva; cambios en la medicación psicotrópica y en los síntomas conductuales de los pacientes antes y durante la pandemia.

Entre los principales hallazgos, explican los investigadores que el más significativo fue un empeoramiento de síntomas como ansiedad, trastornos en el sueño, depresión y mayor uso de psicofármacos.

Resaltan que una de las posibles explicaciones es el cambio en el día a día por el confinamiento, que deja a un lado las estrategias de cuidado, tales como los grupos de apoyo, concurrir a talleres de memoria o centros de día, mantener una rutina de vida activa con actividades recreativas y hacer ejercicio físico que eran una parte fundamental del tratamiento y con la cuarentena muchas de estas actividades se vieron impedidas.

Por tal motivo, enfatizaron en la necesidad de desarrollar un plan de acción que colabore en reducir el estrés en los pacientes con demencia, para que puedan sobrellevar esta situación. Entre esas acciones, está la importancia de respetar las horas de comida, estableciendo horarios específicos, y respetar los ciclos del sueño, porque ayuda a reducir los estados de confusión y agitación de los enfermos.

Ejercitar el cerebro es la clave para la prevención, reiteran.

Cactus24 (26-09-2020)