El ex presidente del Miss Venezuela, Osmel Sousa, durante una entrevista transmitida por Globovisión, manifestó sentirse muy feliz  de haber renunciado a la organización y desmintió algunas acusaciones por casos de corrupción y trata de personas durante su gestión.

El zar de la belleza” aseguró que no es un “proxeneta”, etiqueta que le han impuesto tras el escándalo de presunta prostitución que ha empapado al certamen durante los últimos meses.

Sousa negó rotundamente haber recibido propuestas para las modelos de parte de algún representante del Gobierno nacional: “Eso nunca me pasó, porque en este Gobierno yo no conozco a mucha gente […] al chavismo no le gusta o no le interesa el Miss Venezuela””

De igual manera, aseguró que si alguna miss se quería “contaminar” lo hacía por fuera de la Quinta, “porque mientras estábamos en los tres meses de concurso esas muchachas estaban en la Quinta”, aseveró.

Sousa confesó que el motivo de su renuncia se debió a lo “desencantado” que se sentía dentro de la organización.

“Yo sentía que muchas de las cosas que yo decía me las echaban para atrás. Ya yo me sentía que querían salir de mí o que ya yo no era lo que era antes”, puntualizó.

Con respecto al cierre de la sede del certamen, ordenado por los ejecutivos de  Cisneros Media para realizar una investigación, el ex presidente del Miss Venezuela opinó que le parecía innecesaria debido a que “todos sabemos lo que sucedía”.

Mensaje a la directiva

En último lugar, de dirigió a las nuevas presidentas del concurso, María Gabriela Isler, Jacqueline Aguilera y Nina Sicilia:

“Niñitas no sean gafas, ustedes están allí (dirigiendo el certamen) por pura pantalla”. 

Osmel Sousa está trabajando en un nuevo certamen de belleza y planea publicar un libro en el que narre los detalles dentro de la organización que fabrica “las misses más bonitas del mundo”.

Cactus24 26-05-18.