“Quedas desalojado”. Ese fue la notificación que recibió Michael Rotondo (30) el pasado 13 de febrero por parte de sus padres, quienes exigen que abandone el hogar familiar.

Sus progenitores acusan que el sujeto no paga arriendo ni tampoco ayuda con los gastos de la casa, por lo que le han pedido en varias ocasiones que se vaya.

Los padres han enviado cinco cartas para que Michael abandone la casa, pero según la visión del denunciado, legalmente no le han notificado que deba buscar un nuevo domicilio.

Es por esto que Christina y Mark presentaron una denuncia en la Corte Suprema de Nueva York, cuyo fallo se dio a conocer este martes. Este sostiene que el hombre de 30 años debe abandonar el hogar familiar, negando la exigencia de tener un plazo de seis meses para efectuar el cambio.

“No veo por qué no pueden simplemente esperar un poco a que deje la casa”, dijo Michael quién se defendió a sí mismo, agregando que era “un tiempo razonable para alguien que ha estado dependiendo de otras personas”, y a lo que la corte calificó el argumento como “indignante”.

Además, reconoció que no ayuda en los quehaceres domésticos y que sí recibió 1.100 dólares que le entregaron sus padres para que abandonara la casa, los cuales gastó en otros fines.

Finalmente, el juez Donald Greenwood autorizó a los padres a crear una orden de desalojo para que Rotondo deje su casa. Sin embargo, tras el fallo Michael le dijo a la prensa que apelará la decisión del magistrado y sostuvo que sí tiene trabajo, pero no quiso especificar, diciendo que: “Mis negocios son mis negocios”.

Cactus24 (25-05-2018)