Oposición de Nicaragua pide a la OEA crear comisión para superar crisis local

La opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia solicitó este martes al Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) crear la comisión ordenada por la Asamblea General en junio pasado, con el propósito de ayudar a superar la crisis que vive Nicaragua.

Blom

 

«Solicitamos respetuosamente el cumplimiento de la creación de la comisión de alto nivel a la mayor brevedad posible, conscientes de que este paso permitirá que las gestiones diplomáticas comiencen a tener resultados positivos», escribió la Alianza, a la representante de Grenada y presidenta del Consejo Permanente de la OEA, Yolande Yvonne Smith.

El 28 de junio la Asamblea General de la OEA ordenó al Consejo Permanente realizar «gestiones diplomáticas al más alto nivel para procurar una solución pacífica y efectiva a la crisis política y social en Nicaragua, y que rinda un informe en un plazo máximo de 75 días».

Cerca de 20 opositores han sido asesinados en el marco de la crisis de Nicaragua desde la resolución emitida por la Asamblea General, sin que hasta ahora el Consejo Permanente haya conformado la comisión, según datos de la Unidad Nacional Azul y Blanco.

La Alianza considero «de vital importancia» crear la comisión de inmediato, para reanudar las negociaciones con el Gobierno, y que este a su vez permita el reingreso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y otros organismos que garanticen el cumplimiento de los acuerdos internos alcanzados en marzo pasado.

«Señora presidenta (Smith), creemos oportuno subrayar que la conformación de la comisión es determinante para conocer la voluntad política del Gobierno de Nicaragua de cumplir con la resolución y sus obligaciones internacionales, como suscriptor de la Carta Democrática Interamericana», destacó la Alianza.

La aplicación de la Carta Democrática está en proceso contra Nicaragua por rompimiento del orden constitucional, ya que el presidente Daniel Ortega es señalado de tener pleno dominio sobre todos los Poderes del Estado y de violar los derechos humanos, lo que le suspendería de la OEA.

La CIDH, que sostiene que el Gobierno de Nicaragua ha ejecutado crímenes «de lesa humanidad» en el marco de la crisis, afirma que en este proceso han muerto unas 326 personas. Organismos locales cuentan 594. Ortega admite 200.

La crisis estalló en abril de 2018, cuando el Gobierno atacó con armas de guerra a civiles que participaban en manifestaciones multitudinarias contra Ortega, quien el 19 de julio cerró las puertas a un posible diálogo.

Desde entonces una aparente mayoría de nicaragüenses exige la dimisión de Ortega y de su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, quienes se niegan a dejar el poder, que mantienen desde 2007.

 

Cactus24 30-07-19