OIM : 5000 venezolanos salen diariamente por las fronteras

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Cancillería colombiana presentaron un plan de respuesta para la atención de la crisis migratoria proveniente de Venezuela.

De acuerdo con el representante especial de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) Eduardo Stein, a finales de 2020, 6 millones y medio de migrantes habrán salido de Venezuela y se ubicarán en países de la región incluido Colombia.

Blom

 

“Estaríamos hablando de por encima de los dos millones de personas en el caso colombiano sin contar con un contingente de personas que están cruzando por vías ilegales o irregulares, que esto elevaría la cifra”, dijo Stein.

Según cálculos de la Cancillería y de la OIM, se necesitan cerca de 1.350 millones de dólares para la atención adecuada de la población migrante.

“No atender esto puede crear condiciones de mayor gravedad en toda la región”, dijo el representante especial de la OIM.

El canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, reiteró el llamado a la comunidad internacional para que incremente la ayuda económica.

“Es urgente dar mayor visibilidad a los desafíos de los países receptores del flujo proveniente de Venezuela y promover el apoyo sostenido de la comunidad internacional”, aseveró Trujillo.

Colombia es el país más afectado por la llegada de migrantes y refugiados provenientes desde Venezuela.

El plan

Esa iniciativa es un instrumento de coordinación y recaudación de fondos preparado e implementado por 137 organizaciones, que trabajan en toda la región con el objetivo de beneficiar a casi 4 millones de personas, incluyendo a los refugiados y migrantes venezolanos y a las comunidades de acogida en 17 países.

Stein explicó que el plan contempla acciones en nueve sectores clave: salud, educación, seguridad alimentaria, integración, protección, nutrición, alojamiento, artículos de ayuda y transporte humanitario, así como agua, higiene y saneamiento.

También pone un énfasis en facilitar la inclusión social y económica de los refugiados y migrantes de Venezuela.

«La solidaridad no puede esperar», remarcó Stein quien dijo que lo que se vive con la migración venezolana es «una crisis regional pero con impactos y consecuencias globales» y que los gobiernos y los países receptores «saben bien lo que esto significa».

El plan fue elaborado por la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial, el mecanismo de coordinación para responder a la crisis de refugiados y migrantes de Venezuela coliderado por ACNUR y OIM, con la participación de agencias de la ONU, ONG y organizaciones de la sociedad civil.

Según Stein, «no se trata de imponer un plan a la región, sino que la realidad regional imponga la flexibilidad y las modificaciones que este plan demanda».//RCN

Cactus24 (14-11-2019)