OEA cierra la Asamblea entre nuevo diálogo de Estados Unidos y Venezuela

La Organización de Estados Americanos (OEA) clausuró hoy su 46 Asamblea General, que será recordada por la reanudación del diálogo entre EE.UU. y Venezuela, sin embajadores desde 2010 y en tensión agravada desde 2015. 

Blom

 

La asamblea, la cita anual de cancilleres de todos los países americanos menos Cuba, giró en torno al papel que deben jugar las naciones de la región en la crisis política y social de Venezuela, pese a que este tema no estaba en el programa oficial. 

El encuentro, celebrado en la capital dominicana, tuvo un potente arranque con EE UU aumentando la presión sobre Venezuela al pedir por primera vez que el referendo revocatorio del mandato de Nicolás Maduro que promueve la oposición se celebre «a tiempo», es decir, este año. 

El secretario de Estado, John Kerry, pidió a Caracas ante los 34 países de la OEA que «libere a los presos políticos, respete la libertad de expresión y de reunión, alivie la escasez de alimentos y medicinas y honre los propios mecanismos de la Constitución incluyendo un referendo revocatorio a tiempo». 

Su intervención tuvo la inmediata contestación de la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, que dijo con sorna que «acaba de hablar el amo del mundo» y subrayó que su país «no necesita la limosna de nadie». 

Contra todo pronóstico, pocas horas después Kerry y Rodríguez protagonizaban la «foto» de la asamblea: anunciaban un «diálogo inmediato» bilateral y el próximo viaje a Caracas del subsecretario del Departamento de Estado para Asuntos Políticos, Thomas Shannon. 

«Shannon viajará primero allí y se reunirá con ellos otra vez, pero con una visión específica, con una agenda más completa que, espero, nos acercará a Delcy y a mí y que, de alguna manera, nos ayude a ir más allá de la vieja retórica. Y se lo dije tal cual», explicó Kerry tras el encuentro.

«Hay dos vías, y yo he especificado que continuaremos apoyando la de (el ex jefe del Gobierno español José Luis Rodríguez) Zapatero y los demás (exmandatarios) e intentar que funcione, pero también necesitamos trabajar sobre la vía bilateral (…) Espero que nos dé la capacidad de ayudar en la vía de Zapatero también. Francamente, no creo que sean excluyentes», precisó. 

Con información de EFE

Cactus24 (16/06/2016).