Nueva ministra de Salud argentina niega existencia de «vacunación VIP»

La flamante ministra de Salud de Argentina, Carla Vizzotti, negó este domingo que se hubiera montado un mecanismo de «vacunación VIP» contra la Covid-19 en la cartera que ahora preside sino que solo hubo un caso «puntual» y «excepcional».

Blom

 

«De ninguna manera funcionaba un vacunatorio VIP, no VIP, en el Ministerio (de Salud). Esta fue realmente una situación puntual y excepcional», dijo Vizzotti en declaraciones radiales.

 

La médica, que hasta el viernes se desempeñaba como secretaria de Acceso a la Salud, prestó este sábado juramento como ministra, en reemplazo de Ginés González García, cuya renuncia pidió el presidente argentino, Alberto Fernández, luego de que se desatara el escándalo por el presunto acceso privilegiado a la vacunación por parte de personas allegadas al poder.

En declaraciones a Radio 10, Vizzotti señaló que esta «situación puntual» no puede «de ninguna manera empañar la trayectoria» y la gestión de González García.

La polémica se desató el viernes, cuando el periodista Horacio Vertvisky, de 79 años, reveló que se vacunó en la sede del Ministerio de Salud gracias a su amistad con González García.

Medios locales han dado cuenta de que el periodista, que este domingo pidió perdón por su «grave error», no fue el único que accedió de forma privilegiada a la vacunación y apuntan también a políticos, sindicalistas y empresarios.

En Argentina de momento solo se ha habilitado la vacunación de personal sanitario y adultos mayores -en el caso de Buenos Aires mayores de 80 años-, con turno tramitado por internet y asignado en función de la disponibilidad de dosis.

Promesa de transparencia

Vizzotti aseguró que no se reservan vacunas para una «estrategia privilegiada» ni tampoco funciona un «vacunatorio VIP» en el Hospital Posadas, un nosocomio de Buenos Aires que depende del Ministerio de Salud argentino, tal como afirmaron algunos medios locales.

La flamante ministra explicó que, dentro de la campaña de vacunación contra la Covid-19, hay un grupo de la población objetivo que lo constituye el «personal estratégico», aquellas personas que toman decisiones clave en la función pública, por lo que ciertos funcionarios «de primera línea» pueden acceder a la vacunación, aunque aclaró que ella no se ha vacunado.

En este sentido, dijo que, ante la escasez de vacunas, se deben establecer prioridades en cuanto a qué funcionarios pueden ser vacunados.

Sostuvo que además presentará al Ejecutivo un «plan de monitereo de la transparencia de la vacunación».

 

Cactus24 22-02-21