Ni la tormenta de nieve ni la tormenta alemana lograron detener al PSG

El PSG logró llevarse la victoria por la ida de los cuartos de final de la Champions League ante el Bayern Munich 3-2 en un partido de infarto en el Allianz Arena.

Blom

 

Un partido marcado desde el principio por las ausencias por lesión de Robert Lewandowski y las de Serge Gnabry y Marco Verrati por COVID-19, el talento individual del conjunto parisino se impuso sobre la oleada colectiva de los bávaros, que pese a controlar el partido, no lograron contener la dupla estelar de Neymar – Mbappe.

Los parisinos abrieron rápidamente el marcador en el minuto 3 tras un contragolpe liderado por Neymar que le sirvió la asistencia a Mbappe en el área para definir con un remate y error de Neuer. Tras el gol, el Bayern supo reaccionar con una presión constante a través de los pasillos laterales para generar ventajas en el campo contrario, que gracias a un gigantesco Keylor Navas el PSG pudo aguantar la ventaja.

Luego en el minuto 28 tras un córner en corto, Neymar colocó uno de los mejores pases de la temporada en el pie del capitán Marquinhos para dar la asistencia que sería el 2-0 en el momento en el que más se veían contra las cuerdas. Tras la salida del central brasileño por lesión, el Bayern pudo aprovechar el hueco defensivo para marcar el descuento tras un cabezazo de Choupo Moting.

En el segundo tiempo, el Bayern continuó apretando constantemente en una versión similar al equipo que lo ganó todo hace un año, y a los 15 minutos lograron empatar el partido tras un centro de Kimmich directo a la cabeza de Müller.

Sin embargo, estos nunca lograron evitar que el rival les corriera con espacios y tras otro contragolpe, Mbappe consiguió su 2do gol y el 3ro para cerrar el marcador.

Con este partido, los parisinos cuentan con la ventaja de haber anotado 3 goles de visitantes de cara al duelo de la vuelta en el Parque de los Príncipes.

@dlgsports

#Desdelasgradas