Natalia Streignard: El lupus hacía que yo rechazara los bebés

Retirada del mundo de la televisión desde hace más de una década, Natalia Streignard logró cumplir su sueño de formar su propia familia numerosa –hoy es una feliz mamá de tres niños que son su vida entera: Jacques, Gia y Gianni–, pero el camino para lograrlo no fue fácil.

«Yo cuando decidí dejar la televisión ya tenía 38 años, entonces yo sabía que tenía que someterme a tratamientos hormonales, pero estaba dispuesta», reconoció la que fuera protagonista de exitosas telenovelas como Mi gorda bella y La Tormenta en una reciente transmisión en vivo que llevó a cabo a través de la red social Instagram.

Blom

 

A pesar de que mucha gente le recomendó que no se sometiera a un tratamiento hormonal ya que podía ver resentida su salud, Streignard no dudó en seguir el dictado de su corazón.

«Te llenan la cabeza de cosas diciendo que las hormonas dan cáncer, que mientras más cosas te inyecten de repente te puedes causar un problema grave de salud, que no inventes tanto y uno dice: ‘Es que yo no estoy inventando, o hago esto o no tengo hijos’. Entonces yo dije: ‘Ya está, Diosito me protege, yo lo estoy haciendo por un propósito maravilloso, por un propósito que no puede ser malo y Dios me está poniendo esta vía porque es la única que tengo'», resume la revista People.
 
Con lo que no contaba la retirada actriz es que en su lucha por ser mamá se iba a cruzar un inesperado enemigo: el lupus, una enfermedad autoinmunitaria crónica y compleja.
 
«Yo tuve muchas pérdidas. Fue fuerte», se sinceró. «Yo perdí 5 barriguitas, tuve varias pérdidas porque después me diagnosticaron lupus, entonces el lupus hacía que yo rechazara los bebés, o sea sí el cuento es de novela. Pero valió la pena», aseveró la ahora ama de casa.
 
Cactus24/16-11-2020