Mueren dos presos intoxicados en calabozos del Cicpc Barquisimeto

“Gloria al bravo pueblo…” entonando el Himno Nacional 80 presos del Cicpc Subdelegación Barquisimeto iniciaban lo que parecía ser una huelga a las 11:30 am del jueves. Golpes a las rejas y gritos indicaban otra cosa, era un motín.

De inmediato los funcionarios del cuerpo detectivesco comenzaron a correr para ver qué pasaba y vieron sangre. Se estaban cortando las piernas, era una huelga de sangre, exigían traslados para centros penitenciarios. Son dos pabellones que existen en esta Subdelegación del Cicpc donde conviven 150 presos. En el 1 donde fue que se amotinaron,  están 80 reos en un cuarto pequeño con una capacidad mínima de 20 personas.

Los funcionarios evacuaron a todos los del pabellón. Contabilizaron 45 heridos, los formaron en el patio y allí los tenían sentados, para hacer de inmediato una requisa. En medio de eso, dos internos se desmayaron se trataba de: Enderson José Yari Adán (34) y Néstor José Lara Luna (48), algunos funcionarios que estaban presentes confiesan que pensaron que se desmayaban por la sangre que habían perdido, porque había uno que tenía una cortada profunda.

“Los jefes mandaron a que los sacáramos” y los dos reos fueron llevados al Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto, estado Lara. Al ser ingresados presentaban cortadas superficiales en piernas derechas y posteriormente los doctores indicaron que además estaban intoxicados.

Desde el momento en que llevaron a los reos estaban inconscientes, describen en el Hospital. Quienes lo vieron llegar aseguran que botaban espuma por la boca y fueron dejados en dos camillas en la sala de mujeres de la emergencia porque no había más espacio. Los entubaron y allí quedaron.

Según relata Yuneisi Gutiérrez, que fue cerca de la 1:30 pm del jueves, cuando recibió una llamada de los familiares de otros presos para decirle que su esposo Néstor estaba en el Hospital. Ella se vino desde Chivacoa y dice que al verlo le observó al menos dos golpes en la boca y en un costado. La mujer se comunicó con una de sus hijas mayores quien es enfermera, la joven llegó casi a las 6:00 pm, pasó con su uniforme y comenzó a ver a su padre, asegura que revisó por completo su cuerpo, le vio sangre en su boca y observó la cortada que era muy superficial, así mismo detalló que no respondía a estimulo alguno de dolor, indica que las pupilas tampoco respondían a la luz y estaban secas, “neurológicamente estaba muerto”, las heces eran con sangre y su respiración demasiada agitada, el otro recluso presentaba los mismos síntomas.

“Yo tuve que suplicarle a un doctor para que atendiera a mi papá, porque estaban allí apartados sin ser visto y por lo general cuando dicen es un reo nadie lo atiende los dejan morir allí”, expresó la joven quien no quiso revelar su identidad, ella además indica que tan solo le colocaron una solución, pero ya llevaba demasiadas horas sin recibir atención médica.

“Una tía que también es enfermera y con mucha experiencia, cuando lo vio, me dijo que se lo entregara a Dios que estaba muy mal, que si llegaba a quedar vivo iba a ser en vida vegetal, porque con lo que se intoxicó era algo muy letal”, explica a la joven a la vez que asegura que no tiene idea que pudo pasar.

La esposa del recluso responsabiliza al Cicpc ella cree que detrás de todo eso está la mano de algún funcionario, no entiende porque de tantos presos que hay en la celda solo dos murieron intoxicados. Asegura que su esposo estaba triste por estar allí, pero nunca sería capaz de quitarse la vida incluso le había enviado una carta indicándole que estaba bien y que la esperaba para este sábado que le correspondía su visita, a la que tienen acceso cada 15 días.

Indicó que su esposo era una persona robusta y rebajó más de 20 kilos. La hija comenta que por la situación del país le llevaban comida a su padre de tres a cuatro veces por semana, no podían hacerlo todos los días, así mismo se lamenta que en el momento en que su padre era sacado para el Hospital a ella los funcionarios le estaban recibiendo la comida como si nada había pasado y ellos inocentes de todo lo sucedido.

La joven enfermera comentó que la madre del otro interno fallecido había recibido la información que las víctimas fatales en el momento en que se registró el motín ya estaban desmayados en la celda y que desde la madrugada del jueves ya presentaban síntomas de la intoxicación.

Dicho caso está siendo investigado por el Ministerio Público, por ahora el Fiscal 21 con competencia en Derechos Fundamentales y la Fiscalía 13 de Asuntos Penitenciarios hicieron acto de presencia en el Cicpc para comenzar las respectivas investigaciones que serán remitidas de forma directa hasta la Fiscalía Superior.

43 cortados

Cactus 24 trató de buscar la versión oficial pero el jefe de la Delegación Lara Hermann Medina sobre la irregularidad registrada en dicha Subdelegación. No dio declaraciones, ni siquiera hizo acto de presencia en el despacho en casi toda la mañana. El resto de los jefes no podían dar versión oficial porque Medina no había autorizado para ello.

En total fueron 43 los reos heridos, quienes fueron atendidos en la misma sede de la Subdelegación del Cicpc y lo hicieron personal de Protección Civil y del Cuerpo de Bomberos del Municipio Iribarren, al menos 28 requirieron suturas, se conoció que los guantes y gasas fueron pedidos a los familiares, quienes denunciaron que existe demasiado hacinamiento en el lugar.

“Ellos se tienen que turnar para dormir, cuando unos se paran otros se sientan y así, en ocasiones cuando llegan nuevos no los dejan ni sentarse y tienen que dormir parados”, comenta las mujeres. A la misma vez se quejan que cada vez que le hacen requisa le bota todo, “con lo difícil que está la situación, tanto dinero que nos cuesta reponer todo”.

Los familiares lamentan lo sucedido con los internos. Ellos a diferencias de otros que tienen tiempo estaban desde este año, el señor Néstor José Lara Luna (48) estaba por el delito de estafa y usurpación de funciones desde el 22 de marzo del 2018, mientras Enderson José Yari Adán (34) era un recién llegado apenas tenía 28 días en el lugar y estaba detenido por robo de vehículo y porte ilícito de arma de fuego.

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.