Mucho antes de ‘Joker’, Joaquin Phoenix estuvo cerca de convertirse en Batman

Antes de ganar múltiples premios — incluido el de mejor actor por la Academia — por su participación en Joker, Joaquin Phoenix estuvo muy cerca de convertirse en Batman. Lo anterior ha sido confirmado por Darren Aronofsky, quien a principios de la década pasada planeaba dirigir una película del superhéroe para Warner Bros.

Blom

 

En una entrevista con Empire, Aronofsky ofreció detalles de un proyecto que nunca fue aprobado porque Warner quería a un actor diferente. Mientras que el director de Réquiem por un Sueño propuso a Joaquin Phoenix, la productora pensaba más en Freddie Prinze Jr. famoso por chick-flicks como Alguien como tú o la adaptación de Wing Commander a la pantalla grande.

Darren Aronofsky no estuvo de acuerdo con esa decisión, ya que se trataba de una película más oscura. En la entrevista se menciona una adaptación más cercana al trabajo de Frank Miller, quien incluso tuvo participación como guionista. El director pensaba reinventar al Caballero de la Noche luego del fracaso de Batman y Robin, una de las películas más desastrosas del superhéroe.

Al final del día el proyecto no se concretó por diferencias creativas y el resto es historia. Años más tarde Christopher Nolan consiguió reinventar Batman y crear a un Joker que solo Joaquin Phoenix ha sido capaz de igualar e incluso, superar.

Habría sido interesante ver una película del superhéroe dirigida por Aronofsky. El director acababa de filmar Réquiem por un Sueño y Phoenix estaba fresco con Gladiador. El mismo Frank Miller pensaba que la película era demasiado oscura, con un Batman rayando en el terreno de la tortura. El director mencionó que películas como Taxi Driver, The French Connection y Death Wish habrían influenciado a este proyecto, destaca Hipertextual.

Esta es la segunda ocasión que escuchamos sobre una película sobre Batman que pudo ser grandiosa. Hace casi un año se reveló que la versión de Ben Affleck también mostraría el lado siniestro del superhéroe, con guiños a la locura y al manicomio de Arkham. El director también pensaba en un personaje oscuro, algo que tampoco terminó por concretarse.

A diferencia del caso de Aronofsky, con Affleck los motivos de su separación del proyecto fueron distintos. Hace unas semanas el actor y director confesó en una entrevista con The New York Times que su adicción al alcohol fue el motivo por el que se hizo a un lado y el proyecto fue tomado por Matt Reeves.