«Me arrodillé pidiendo que atendieran a mi hijo»: Muere hombre tras ruleteo hospitalario en Caracas

“Mi hijo no era ningún perro para que muriera así abandonado en un carro, yo grité, me arrodillé para que lo atendiera un médico, pero nada”, decía en llanto América Campos, madre de Jefferson Rigoberto Hidalgo Campos, de 33 años, quien falleció este martes tras un ruleteo hospitalario en Caracas.

Blom

 

América Campos contó el vía crucis que pasó para tratar de salvar a su hijo. Jefferson Rigoberto desde el pasado jueves estaba presentando gripe, dolor en el pecho e hinchazón en las piernas. “Él me decía que no podía respirar bien, tenía dolor en el pecho y no podía afincar las piernas por la hinchazón, también se le había realizado un examen de orina, debido a que la tenía oscura como de hepatitis”, relató.

Este martes el estado de salud de Jefferson comenzó a empeorar, por lo que su madre angustiada decidió llevarlo a un hospital a bordo de un vehículo Corsa beige. La travesía inició en el hospital de Coche, donde le dijeron que no podían atenderlo porque presuntamente el centro médico “estaba contaminado”.

América Campos siguió su rumbo hasta el Clínico Universitario de Caracas y la versión que le dieron fue la misma. “Yo seguí insistiendo y llegué al hospital Pérez Carreño, luego me trasladé hasta un CDI de la UBV (Universidad Bolivariana de Venezuela), a un CDI en La Rinconada hasta que llegué a la Clínica Popular de El Valle”, relató la madre de Jefferson.

Eran las 12:30 del mediodía cuando América Campos llegó a la Clínica Popular de El Valle. “A mi muchacho lo dejé en el carro, mientras les pedía a los trabajadores de la clínica que me dejaran pasar y ellos me dijeron que los médicos habían salido a comer, que no me podían atender”, contó.

Jefferson convulsionó mientras se encontraba en el carro, una situación que aumentó la desesperación de su madre. “Comencé a gritar, a golpear el portón y me arrodillé pidiendo que atendieran a mi hijo, luego salieron unos médicos, y yo estaba con mi hijo muerto en el carro”, narró América Campos.

América contó que su hijo logró despedirse de ella antes de fallecer. “Mi hijo me dijo que: ‘mami ya me voy, los quiero mucho, mami te amo, pero ya no puedo’. Él no se merecía morir así, no era ningún perro”, aseveró.

Pidió a las autoridades mayor atención a su caso para que “esto no le vuelva a suceder a ninguna otra persona”. “Lo que pido es que esto no vuelva a suceder, los que me negaron la entrada a ese hospital, es muy doloroso que tu hijo muera en la calle, una Venezuela sin ley, para que son médicos y enfermeras si no hacen su trabajo”, dijo.  

Jefferson Rigoberto tenía antecedentes de hepatitis cuando padeció de esta enfermedad a los 12 años. Su familia espera saber que le causó la muerte, no creen que se haya tratado de un caso de Covid-19.

El fallecido vendía artefactos de cocina desde hace cinco años por vía online y vivía en el barrio La Ceibita de El Valle con su madre.

Cactus24/12-08-2020