Mató a su mujer y después se apuñaló

El sol estaba a medio cielo cuando Almaris Maria González Hernández (18) iba camino a la sede de la Guardia Nacional, destacamento No. 2 acantonado en Cumarebo para denunciar a su expareja y padre de su única hija,  Ailverth Jesus Lopez Blanchard (22) tras amenazas de muerte.

Blom

 

Cuando el cuerpo castrense recibe la denuncia sugiere a la mujer llegar al lugar del encuentro para aprehender al furioso hombre, pero el destino dictaría una sentencia distinta.

El hombre con solo avistar a su exmujer le cayó encima y le propinó un sin número de heridas punzopenetrantes hasta asesinarla.  Paradójicamente detrás  de ella venia la unidad de la Guardia Nacional. Acto seguido López Blanchard se autoflageló con heridas en el tórax y cuello cayendo mal herido y muriendo segundos después.

La hija de tres años a quien Almaris González buscaba proteger queda huérfana. Esta pareja se había separado recientemente.

Efectivos de la Guardia Nacional y Polifalcón resguardan la escena del femicidio-suicidio, que quedó fijada en la calle  Progreso con callejón Bolívar del sector Alta Vista de Puerto Cumarebo, municipio Zamora.

Cactus24 (19/05/2016).