Mató a su concubina y durmió dos días con su cadáver

Un hombre mató a su concubina y durmió con el cuerpo sin vida durante dos días. Luego escribió una supuesta carta póstuma para hacer creer que la mujer se suicidó, pero el personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) en Bolivia lo capturó cuando estaba a punto de viajar rumbo a la frontera.

El detenido es Sebastián Pinto Aguilera (24), que estaba escondido en la casa de sus familiares, dispuesto a fugarse a la frontera.

Blom

 

Paúl Saavedra, director departamental de la institución policial, informó de que a las 10:00 del domingo, en pleno acto eleccionario, la Felcv recibió una alerta de que en una casa de arriendo había una mujer muerta. Los dueños del inmueble se enteraron de la existencia del cadáver, por el mal olor que percibieron salía de un cuarto, detalla la nota informativa del diario El Deber de Bolivia.

Los agentes acudieron al lugar y encontraron a la mujer en estado de descomposición. 

Fue identificada como Rosisela Marca Ribera, de 21 años. Tras la pericia forense en la morgue, se confirmó que la mujer falleció a consecuencia de asfixia mecánica, además se evidenciaron signos de golpes en la cabeza.

Durmió con el cadáver

Saavedra informó de que en la escena del crimen se encontró una carta póstuma escrita a mano, aparentemente por la joven Rosisela Marca Ribera. La misiva detalla en partes sobresalientes que ella se quitaba la vida porque le fue infiel a su concubino.

“Nos movilizamos de inmediato, supimos que tenía un familiar muy cerca y lo detuvimos de forma rápida”, explicó Saavedra. Después la Felcv realizó una pericia a la carta y evidenció que no era la letra de la víctima. Era la letra del concubino, que trató de tender una coartada pero fue delatado por las evidencias.

Tras el descubrimiento de la carta simulada, la Felcv descubrió que el sujeto discutió, el jueves, de manera acalorada con la joven. En medio de la pelea golpeó su cabeza contra el piso y le provocó a la víctima serias lesiones en el cráneo. Luego la asfixió con sus manos.

“Descubrimos que una vez que vio muerta a su pareja la subió a la cama. Se quedó a dormir la noche del jueves, estuvo todo el día viernes con el cadáver y volvió a dormir con ella aquel día.

El sábado por la mañana se fue de la casa, cerró con llave el cuarto y dijo a los dueños de casa que estaba viajando”, contó Saavedra. Las investigaciones de la Felcv establecieron que Sebastián Pinto Aguilera, el sindicado, convivió cuatro meses con la víctima.

A él lo habían despedido de su trabajo y ella ganaba dinero atendiendo una tienda. Ese día la mujer le reclamó porque no buscaba trabajo, lo que molestó al hombre, que empezó a golpearla hasta matarla. La Felcv habló con los familiares de la víctima, informó el diario El Deber.

Cactus24 (22-10-2019)