Jorgla Josefina Camacaro Rodríguez, de 34 años de edad, residía en Valles de Uribana desde hace más de dos años trabajaba como cocinera en el Centro Penitenciario David Viloria, mejor conocido como Uribana, ubicado al norte de Barquisimeto, estado Lara.

La mujer tenía mucho contacto con privados de libertad a quien conocía desde hace tiempo, pues dicha zona se ha prestado para que todo aquel que haya pasado por ese penal conozca a los residentes de ese lugar. Jorgla estaba libre este miércoles y recibió en su vivienda una llamada telefónica de un supuesto hombre llamado Manuel, al parecer la llamada provino desde el interior del penal.

La cocinera estaba en compañía de un amigo y después de hablar por teléfono le informó a su familia que iría a El Trompillo, se fue con el mismo joven pero no regresó más. A las horas los familiares de la dama recibieron otra llamada, le informaban que Jorgla estaba muerta y en la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda.

Uno de los que apareció en la morgue fue el amigo con que vieron partir a Jorgla, quien entró con la excusa de reconocer el cadáver y salió llorando, pero se supo que éste habría estado con ella cuando la asesinaron.

El hecho sangriento en el que murió la mujer fue en la carrera 1 de Cerritos Blancos, comunidad ubicada al oeste de Barquisimeto, bastante retirado de donde había informado Jorgla a su familia que se dirigía; la causa de su muerte fue un disparo en la cabeza.

Funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc Lara se llevaron consigo al amigo para interrogarlo pues al parecer es ficha clave en este crimen que por las formas que se dio pudiera tratarse de una venganza.

La víctima era cocinera del penal, adscrita al Ministerio de Asuntos Penitenciarios y deja huérfana de madre a dos hijos.

Cactus24 (09/08/2018)