Marco Bozo presentó un balance del deterioro de los servicios públicos en Carabobo

El diputado a la Asamblea Nacional por el estado Carabobo, Marco Bozo denunció este jueves 22 de octubre, junto a @MonitorCiudad_ la grave crisis de servicios públicos que se vive la entidad, específicamente en el municipio Valencia.

Blom

 

El parlamentario explicó que el desmejoramiento de todos los servicios públicos sigue agudizándose, afectando la vida de todos los carabobeños.

Los valencianos pasan 91.2% del mes sin en vital líquido en un momento de pandemia cuando la Organización Mundial de la Salud recomienda lavarse las manos para enfrentar el virus. Tomando en cuenta que no sólo es la falta del agua, también 72% de los habitantes perciben el servicio con olor y color de muy mala calidad, en ningún caso sirve para el consumo humano. El botellón de agua representa el 62% del salario mínimo de los venezolanos.

Con relación a los cortes de energía eléctrica, indicó que todo el estado Carabobo padece de la suspensión cada día más frecuente, siendo Puerto Cabello el municipio más golpeado.

En el municipio Valencia al mes pasan 168 horas sin energía eléctrica lo cual representa el 22% del tiempo de los valencianos es sin electricidad, esto afecta severamente todo tipo de actividad en el municipio en especial la actividad educativa con la nueva modalidad de estudios a distancia.

Bozo denunció dos acontecimientos ocurridos en el municipio en el mes de septiembre, el día 20 del mes mencionado se presentó una explosión en la sub Guaparo dejando la gran Valencia sin electricidad por más de 20 horas. El día 21 de septiembre un cable de alta tensión cae en media calle encima de la señora Ceni Vizcaya una madre de familia que queda sin vida y hasta el día de hoy ninguna autoridad se ha pronunciado por este caso público y exigió resarcir a esta familia de inmediato parte del estado.

Agregó que más del 85% de los ciudadanos no pueden acceder al suministro de gas, familias valencianas llevan más de 5 meses sin este servicio, por lo tanto, sólo hay capacidad para surtir dos veces al año a los carabobeños.

Destacó que para que un ciudadano pueda adquirir una bombona de gas debe gastar el 45% de su sueldo mínimo, la falta del servicio ha ocasionado que existan revendedores llamados bachaqueros que vendan las bombonas entre 10$ – 15$ cada una.

Las familias carabobeñas deben recurrir a la leña para cocinar sus alimentos debido a que en comparación al mes de agosto aumento el 15% la falta de dicho servicio.

Cactus24 (22/10/2020)