Madre le prestó el vientre a su hija para dar a luz a su nieto

Una mujer que no pudo quedar embarazada después de años de intentarlo finalmente va a tener un bebé, con la ayuda de su madre de 51 años.

Blom

 

Breanna Lockwood y su esposo Aaron esperaban tener un bebé poco después de casarse en junio de 2016, pero pronto se dieron cuenta de que tal vez no sería posible cuando sus intentos de concebir resultaron difíciles.

Después de meses de intentarlo, la pareja decidió buscar ayuda en una clínica de fertilidad en Illinois, donde se les recomendó comenzar un tratamiento de fertilidad. Lo hicieron, pero desafortunadamente su viaje por el embarazo no fue sencillo.

Trágicamente, Breanna sufrió dos abortos espontáneos y luego desarrolló el síndrome de Asherman, una afección que se adquiere a partir del tejido cicatrizado en el útero.

Es en este punto que su médico, el Dr. Brian Kaplan, un endocrinólogo reproductivo certificado por la junta en los Centros de Fertilidad de Illinois, sugirió la subrogación. Sin embargo, el problema que presentaba la solución era que costaría a los Lockwood casi $ 100,000.

Así que la madre de Breanna, Julie Loving, les ofreció otra solución al ofrecerse como voluntaria para llevar a su nieto por ellos. Y aunque su hija se mostró reacia al principio, Julie finalmente la ganó.

«Sentí que pasé por esto con ella desde el principio», dijo Julie a OprahMag.com . ‘Sentí todo su dolor y su lucha. Sabía que estaba saludable a los 51 años y sabía que podía hacer esto por ella, me cuidé bien. En realidad, no me siento de 50, ¡me siento de 30! ‘

Cuando llevó a su madre a visitar al Dr. Kaplan durante una de sus citas, Breanna notó que él expresó algunas dudas. «Pude ver una mirada en sus ojos y pude ver que sus ruedas comenzaban a girar un poco», recordó.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

⁣ A lot of new followers here! ⁣ Quick recap! ⁣ ⁣ My name is Breanna and my husband here is Aaron! In the middle is my sweet mama who’s 𝐜𝐚𝐫𝐫𝐲𝐢𝐧𝐠 𝐨𝐮𝐫 𝐟𝐢𝐫𝐬𝐭 𝐜𝐡𝐢𝐥𝐝 𝐚𝐬 𝐚 𝐠𝐞𝐬𝐭𝐚𝐭𝐢𝐨𝐧𝐚𝐥 𝐜𝐚𝐫𝐫𝐢𝐞𝐫! ⁣ ⁣ We are over the moon excited, but it took a long hard road to get here. After many many years of infertility and loss, we had our doctor come to us and say that ultimately my uterus was incapable of growing a child. ⁣ ⁣ On our path to become parents, I had a few miscarriages, and one that required a D&C (procedure to remove pregnancy) and I developed a condition called Ashermans Syndrome. Ashermans Syndrome is where bands of scar tissue form inside your uterus. Most commonly from a D&C procedure. Google will tell you it’s rare, but that’s not true. It mostly goes undiagnosed. I had no idea this could happen prior to going in to the operating room that day, and I am still devastated by it. ⁣ ⁣ My mama came to me multiple times offering to carry for us. My response? I laughed. “you crazy!?” lol… I did not think that was even possible. My mom, Julie, is 51 years old and had already been through menopause! But she was persistent. One thing about my mom is when she sets her mind to something, she goes for it. She’s a hardcore athlete, who’s completed multiple Boston marathons and super into heath and fitness. She sets a goal and she goes for it. ⁣ ⁣ Since we already had been through IVF, and my husband and I had no issues creating embryos with my egg and his sperm. Half the work was done. Our embryos were frozen already waiting for us. Once our fertility doctor was on board, he prepared my moms body to carry, taking her out of menopause through hormone therapy, and the rest fell into place. ⁣ ⁣ Julie is 36 weeks with our baby girl! Her first grandchild! This has been the wildest ride of our lives. We are so grateful for my mom and that we were given this opportunity … I don’t think there’s ever been a morning I don’t wake up and pinch myself. ⁣ ⁣ Thanks for joining us on this adventure! We love hearing how far this story has reached, comment below where you’re from ♥⁣ ⁣ 📸: @oatsandhoneyphotography

Una publicación compartida de Breanna Lockwood (@ivf.surrogacy.diary) el

 

Sin embargo, Julie pronto superó todas las expectativas al pasar una serie de pruebas, incluidas las que midieron su colesterol. También se sometió a una serie de pruebas psicológicas y le extrajeron sangre. Poco después, la madre y la hija recibieron el visto bueno, reseña la información de Unilad .

El Dr. Kaplan lo describió como un «escenario muy singular» que solo se realizó después de «consideraciones médicas, psicológicas y éticas personalizadas muy cuidadosas». Añadió: ‘La dinámica familiar, el apoyo y el sacrificio incondicionales y la resistencia del espíritu humano fueron humillantes para mí como médico’.

Julie ahora actúa como la sustituta gestacional de Breanna y Aaron, lo que significa que está embarazada del hijo biológico de la pareja y su nieto biológico. Sin duda, no me arrepiento, haría eso. La amo tanto que solo quería ayudarla », dijo.

Ahora, la familia está compartiendo su historia con los 34.500 seguidores de Instagram de Breanna, y Breanna 

Ahora, a las 21 semanas de embarazo, Breanna dice que finalmente se está permitiendo emocionarse después de años de decepción y angustia. La semana pasada, sintieron que el bebé pateaba por primera vez y se enteraron de que iban a tener una niña.

Aaron, a quien Breanna llama el esposo más relajado y tolerante, siempre ha creído que ‘va a funcionar’, y aunque no puede asistir a las citas en este momento debido a la crisis de salud global, ha estado trabajando en su guardería del bebé.
 
Y en cuanto a Julie, dice que está emocionada de volver a tener un hijo y ha descrito el embarazo como bastante tranquilo, aunque a veces se siente cansada.
 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Baby GIRL you are so loved 💕

Una publicación compartida de Breanna Lockwood (@ivf.surrogacy.diary) el

 

Cactus24/01-11-2020