Madre cursó estudios en la universidad para apoyar a su hija invidente y celebra junto a ella  

El increíble gesto de amor de una noble madre en Paraguay que volvió a las aulas para ayudar a su hija a navegar el mundo es un inspirador ejemplo de maternidad y devoción.

El amor de una madre es una fuerza titánica, capaz de superar cualquier barrera y de realizar cualquier sacrificio con tal de beneficiar a sus criaturas. Y un hermoso ejemplo de ese amor recientemente se ha convertido en una historia viral en toda Latinoamérica. Se trata de la historia de Alba Rosa Méndez y su hija invidente, Analiz Bernal.

Blom

 

Analiz, quien hoy en día tiene 21 años, nació totalmente ciega. Si bien jamás ha podido ver el mundo, siempre ha contado con su madre, quien ha sido los ojos con los que la joven ha conocido su entorno. Pero cuando llegó el momento de ir a la universidad para Analiz, su madre decidió no dejarla sola.

Con 54 años encima y estando ya retirada tras una carrera entera como docente, Alba volvió a los libros y cuadernos para estudiar Psicología junto a su hija y apoyarla en todo lo que pudiese.

La Sra. Alba es realmente un ejemplo de tenacidad, pues no sólo se enfrentó al riguroso proceso de la admisión y educación universitaria en su retiro, sino que además lo hizo con un sólo riñón, puesto que una enfermedad crónica le costó el otro, dejando secuelas que precisan estrictos tratamientos. Pero nada pudo con la determinación de Alba.

«La fuerza que necesito la quito del corazón, de ese amor puro e incondicional», declaró Alba en entrevista con el medio paraguayo EXTRA. «Mi hija es mi adoración, ni mi edad ni mi salud deteriorada no me van a impedir que yo la apoye incondicionalmente, por los hijos uno hace todo».

Madre e hija procedieron a ingresar a la carrera de Psicología en la universidad paraguaya UPAP, en el campus de Caacupé. Al poco tiempo de haberse matriculado, su relación comenzó a profundizarse, y se hicieron mucho más cercanas que nunca, floreciendo una amistad y compañerismo realmente especiales.

«Entré otra vez a la universidad con tal de acompañarla, ya que en este país todo se dificulta a los no videntes», observó la madre.

Madre e hija cursaron la carrera, pasando todas sus materias cada semestre y estudiando fielmente para cada prueba. Finalmente, vino el gran día, y ambas defendieron sus tesis de grado para recibir su título profesional.

Analiz «hizo la investigación sobre las drogas y yo sobre el acompañamiento familiar a las personas con discapacidad», contó la orgullosa madre, docente y ahora psicóloga profesional. También hizo un llamado a que todos los padres apoyen a sus hijos tanto como sea posible.

Por su parte, una emocionada Analiz tildó a su madre de ‘guerrera’, expresando su agradecimiento por el hermoso gesto de su progenitora. «Es muy lindo lo que hizo y lo que hace por mí», dijo con una gran sonrisa.

Cactus24 (04-12-2019)