Luis Hernández, el ingeniero venezolano que transformó su vida en Colombia por amor a la pizza

Luis Manuel Hernández es ingeniero, migrante y como muchos decidió dejar nuestra Venezuela en búsqueda de una mejor calidad de vida. Aunque manejó varias opciones, fue Bogotá la que lo sedujo porque por razones de trabajo ya la conocía y aquí se instaló.

Siempre supo que quería dedicarse a la cocina, por pasión ya había tenido experiencias en su amada Venezuela siendo su plato favorito la pizza. Afirma que es un plato versátil, multisápido y gusta tanto a grandes como a chicos. Una vez en Colombia, como primer paso se dispuso a conocer cómo elaboraban y presentaban la pizza. Rápidamente se dio cuenta de las variantes. Hernández basado en este conocimiento y otros adquiridos mediante el estudio constante introdujo características propias a su producto.

Blom

 

“En Pizza Grill Restaurante trabajamos con productos de calidad así como también nos caracteriza una esmerada atención al cliente”, dice Hernández quien cree firmemente que el emprendimiento del tipo que sea debe ir acompañado de una capacitación constante que involucre todo: conocimiento del mercado, preparación, conservación del producto y hasta la ubicación del local considera es importante.

Como emprendedor recomienda dedicarte a lo que te apasiona porque «así nunca trabajaras». Una vez decidido este crucial paso debes investigar el mercado del cual vas a formar parte esto incluye la ubicación. “Por ejemplo, en Colombia eso es clave porque aquí la sociedad está estratificada. Son 6 estratos cada uno de los cuales tiene costos en servicios básicos y de inmuebles diferenciados que están claramente determinados”.

Hernández explicó que le llevó meses decidir donde montar su local. “Sabemos que los servicios de luz y agua son costosos. Por eso decidir el sitio me costó y aun así investigué y compré equipos que de alguna manera me permiten ahorrar costos», afirmó. 

Ya este restaurante tiene casi dos años funcionando con personal netamente venezolano y deleitando el paladar de propios y extraños. A las pizzas se le suman otros platos típicos venezolanos: el pepito, los hervidos, tequeños los cuales adaptan al paladar colombiano con bocadillo de guayaba y así hasta hoy tener una oferta gastronómica muy variada.

En los espacios de este emprendimiento familiar ubicado en una zona estratégica de Bogotá también se puede disfrutar de la música venezolana porque como dice su dueño «lo venezolano no se quita».

Texto y fotos Yasmin Velasco

CACTUS24 25-06-19