Lo que dice la ciencia sobre el CrossFit

El CrossFit es sin duda el entrenamiento más popular en la actualidad, y ello se debe en parte, a los efectos que esta actividad genera en el organismo.

Pero para profundizar un poco más los conocimientos acerca de este tipo de entrenamiento, te contamos lo que dice la ciencia sobre el CrossFit.

Lo que el CrossFit puede producir en tu cuerpo

El CrossFit es un entrenamiento de alta intensidad y como tal, podríamos pensar que ayuda a quemar grasas así como a ganar masa muscular y quemar calorías en gran cantidad. Lo que dice la ciencia al respecto, según un estudio publicado en The Journal of Strength and Conditioning Research, es lo siguiente:

Mejora la capacidad aeróbica lo que implica que es un entrenamiento de utilidad para incrementar la resistencia y optimizar el desempeño en diferentes actividades. El VO2Max se incrementó alrededor de un 9% tanto en hombres como en mujeres.

Después de 10 semanas de entrenamiento con CrossFit el peso corporal disminuye entre un 2,6% y un 3,8%, siendo mayor la pérdida de kilos entre los hombres. Esto se traduce en el logro de un IMC más saludable y alejado del sobrepeso y la obesidad.

El porcentaje de grasa corporal se reduce considerablemente, siendo un 18,9% menor entre los hombres tras el entrenamiento CrossFit y 12,8% inferior en las mujeres que practicaron esta actividad durante 10 semanas.

La masa magra se incrementó entre un 1,4% y un 2,2% siendo mayor la ganancia entre las mujeres.

Es importante aclarar que estos resultados se obtuvieron entre personas que conocían el CrossFit y ya habían entrenado previamente con esta modalidad, lo cual permite ejercitar a mayor intensidad. Se midieron antes y después de 10 semanas de entrenamiento CrossFit de 5 días semanales, los cambios en composición corporal y capacidad aeróbica y se obtuvieron los resultados antes dichos.

Por supuesto, los resultados pueden ser variables de una persona a otra y en función de la dosis o sesiones de entrenamiento que se realicen así como de los hábitos que acompañen la actividad, es decir, de la dieta y el descanso que complementan el ejercicio.

La otra cara del CrossFit

Dado que el CrossFit es entrenamiento funcional, la mayoría pensaría que su práctica no tiene riesgo alguno. Sin embargo, como se trata de una actividad de alta intensidad, su índice de lesiones no es menor y al respecto, citamos un estudio que evaluó las lesiones y la incidencia de las mismas llegando a las siguientes conclusiones:

Del total de los encuestados, alrededor de un 70% sufrió lesiones durante el entrenamiento con CrossFit, de los cuales, sólo un 7% necesito intervención quirúrgica.

Si bien se ha polemizado acerca de la asociación entre CrossFit y rabdomiólisis o destrucción de fibras musculares con la consecuente liberación de células al torrente sanguíneo, en el estudio no se registró ningún caso de esta patología.

Se estima un índice de lesiones de 3,1 por cada 1000 horas de entrenamiento CrossFit.

Las tasas de lesiones en CrossFit son semejantes a las observadas en levantamiento de pesas olímpico o entre powerlifters, pero son menores que en deportes de contacto como el rugby.

Lo que la ciencia nos dice sobre el CrossFit es que se trata de una actividad que puede dar grandes resultados, pero con la cual debemos tener la precaución de no excedernos, pues es un entrenamiento de alta intensidad no apto para practicar sin conocimiento previo alguno.

VITÓNICA (03/12/2015).

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.
COMPARTIR