Llaman a adecuar los mecanismos de observación electoral de cara al 6D

Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), indicó que a menos de dos meses de la celebración de las elecciones, “el Consejo Nacional Electoral ha preferido no cumplir con los estándares internacionales de observación electoral”.

“Exhortamos al CNE (Consejo Nacional Electoral) a que rectifique en su actitud y cumpla con su papel de árbitro imparcial, castigando el ventajismo oficial, prohibiendo el uso de recursos públicos para fines partidistas y garantizando la equidad en el acceso de los medios de comunicación públicos a todos las candidatos y organizaciones políticas que participan de la contienda electoral”.

Así lo indicóBenigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), quien recordó que “desde el Proyecto Integridad Electoral Venezuela observamos la manera como el Consejo Nacional ha manejado el tema de la Observación Electoral”.

El 20 de octubre de 2015, el Tribunal Superior Electoral de Brasil emitió un comunicado en el que “manifiesta la imposibilidad de ser parte de la misión de acompañamiento de UNASUR, ya que no hay garantías de una observación objetiva, justa e imparcial”, explicó.

Destacó que la declaración proveniente del órgano electoral brasileño corrobora lo ya expresado en múltiples ocasiones por el Proyecto Integridad Electoral Venezuela, que coordina el Centro de Estudios Políticos de la UCAB, sobre lo inadecuado del procedimiento de acompañamiento electoral utilizado por el CNE.

En dicho comunicado, el Tribunal Superior Electoral de Brasil argumenta que el CNE no ha dado respuesta a las solicitudes para estar presentes en las diferentes fases de las auditorías y establecer una misión de observación con tiempo suficiente para que esta fuese adecuada.

“Lamentablemente, a menos de dos meses de la celebración de las elecciones del 6 de diciembre de 2015, el Consejo Nacional Electoral ha preferido no cumplir con los estándares internacionales de observación electoral y utiliza la figura de acompañamiento como un mecanismo político para legitimar sus acciones; lo que va en detrimento de la transparencia y confianza del proceso electoral”, sostiene Benigno Alarcón.

“Las misiones de acompañamiento deben tener garantizadas las condiciones mínimas para poder evaluar el proceso de manera independiente, imparcial y técnica. No obstante, de la manera en que están planteadas por el CNE, se corre el riesgo de que sólo sirvan para que los organismos en ellas representados avalen un proceso electoral sobre el cual no han tenido la oportunidad ni las condiciones para poder observar de forma seria” agregó.

Afirmó que “sería lamentable para la reputación de algunas personalidades internacionales, apoyar un proceso que no puedan valorar con el tiempo y la seriedad requeridos para hacer un pronunciamiento responsable.”

 

EL UNIVERSAL (23/10/2015)

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.
COMPARTIR