Les dio huesos de cerdo a sus hijos para saciar el hambre y los mata

Tres días sin degustar un alimento sumaban los Chourio García.  José Gregorio, padre de seis hijos, salió a trabajar para ganarse el día. Un desconocido le regaló unos huesos y una cabeza de cerdo. Llegó a su casa a las 7:00 de la noche el pasado jueves, los preparó con arroz y todos comieron, reposaron y se acostaron a dormir.

Blom

 

José Gregorio Chourio le extrañó no escuchar a sus hijos y entró ayer, a las 7:00 de la mañana, para revisarlos. Notó que su hija María Alejandra, de tres años, y José Antonio, de siete, no respondían a ningún estímulo. La situación lo desesperó y corrió a buscar ayuda por el sector Las Cabrias, zona rural del municipio Santa Rita, reseña el Diario La Verdad.

Unos vecinos lo auxiliaron. Los médicos de guardia del Hospital Senén Castillo Reverol le confirmaron el deceso de ambos pequeños. Los cadáveres no presentaron ningún signo de violencia, por lo que intervino la Policía científica para investigar el caso.

A José Gregorio (52) y a su esposa, Elena (40) los detuvo preventivamente la Policía. Los llevaron a la comandancia para interrogarlos. Sus hijos de 16, 15, 12 y cinco años quedaron  bajo la custodia de los representantes del Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente en Santa Rita hasta localizar a un miembro de la familia que se haga responsable de su guardia y custodia. 

Expectativa

El resultado de la necropsia no arrojó las causas del deceso de los hermanitos. Se esperan los resultados de laboratorio para corroborar la hipótesis de los forenses, quienes descartaron la violencia como una de las causas.

Foto: Cortesía La Verdad

Cactus24 (02/07/2016).