Las Fake News: Otro desafío periodístico en tiempos de COVID19

Uno de los desafíos que enfrentan los periodistas y medios de comunicación en la actualidad es mantenerse alerta ante las noticias falsas y la discrepancia entre la información oficial y la extraoficial que se difunde a través de las redes sociales, que si bien son el soporte del avance tecnológico de los mass media, también representan las vías eficaces para la difusión de las Fake News.
En virtud de que las Fake News están diseñadas para persuadir, manipular, crear confusión, el olfato periodístico e incondicional acceso a las fuentes de información resultan preponderantes antes de divulgar.

 

Blom

 

¿Qué son las Fake News?

Según el artículo “Guía básica para identificar noticias falsas”, de la BBC publicado en 2018, «Las noticias falsas son noticias fabricadas y comprobadamente falsas, normalmente hechas para perjudicar a otras personas y muchas veces con intereses políticos o lucrativos. Siempre existirán, dice Sam Wineburg, profesor de historia en la Universidad de Stanford, Estados Unidos, pero «en el pasado, eran reproducidas en periódicos o en papeles que circulaban de mano en mano». ¿Qué cambió? «Hoy día, una noticia falsa se puede viralizar en un instante. Las redes sociales permiten un alcance enorme. Además, hay más productores de información», reseña el medio londinense.

¿Cómo han afectado las noticias falsas a la población durante el Covid-19?

El manejo informativo acerca del origen del nuevo coronavirus es uno de los ejemplos del manejo y consumo de Fake News. Desde principios de la cuarentena, circulan distintas hipótesis en redes sociales, medios de comunicación y WhatsApp, apuntando a que fue creado en un laboratorio de China, EEUU, o que se trata de una conspiración del Nuevo Orden Mundial. En paralelo, se difundieron noticias -que resultaron falsas- sobre la propagación, prevención, detección y hasta curas caseras, lo que ocasionó confusión e incertidumbre.

Las falsas noticias y el diarismo

Zayrka Flores secretaria general de Colegio Nacional de Periodistas seccional Paraguaná, a quien como a muchos la cuarentena llevó a utilizar las herramientas tecnológicas para ejercer, advirtió limitantes a la hora de informar sobre el tema que preocupa a la humanidad “Las falsas noticias cobran fuerza ante la desinformación, o la información a destiempo. Se requiere mayor contundencia en la difusión de los hechos reales y fidedignos” acotó. Nos encontramos en la lucha contra informaciones falsas y contra la disparidad informativa entre los ciudadanos. Es difícil comunicar lo que no es “oficial” porque los voceros gubernamentales son los únicos autorizados para informar sobre el Covid en Venezuela. 

A juicio de la periodista el empoderamiento es la clave “necesitamos afianzar los procesos comunicacionales donde se incremente la participación de los ciudadanos, la información es poder y urgen mecanismos en los que las comunidades expresen, comuniquen y difundan sus realidades, para así generar en ellos conciencia ciudadana y transformar la realidad pasiva que muchos viven en Venezuela”, puntualizó.

Reservar hasta confirmar

La periodista Ariana Méndez Lugo también ha encontrado obstáculos a la hora de copilar información “En oportunidades acceder a las autoridades regionales se vuelve burocrático, aunque también entiendo que ellos dependen de la autoridad sanitaria nacional, y en cuanto a las informaciones, siento que a un segmento de la población le conviene desinformar para distraer a la ciudadanía”, sentenció Méndez quien modera el programa informativo estelar de la emisora Pegaísima.

Méndez quien además es la coordinadora del medio radial reveló ser cuidadosa para mantener la credibilidad: “en ocasiones puede haber información cruzada entre una fuente y otra. Pero uno como periodista, se reserva datos, hasta lograr obtener datos más exactos y transmitir información veraz”, subrayó.

 

Ojo con la delgada línea

Claudy Gil conductora del programa “Comunicar para vivir” en Besser 95.7FM, con 12 años de experiencia en radio y televisión, también replica las informaciones sobre Covid19 que obtiene de los boletines diarios suministrados por los organismos del estado, y se mantiene al día con los informes de la OMS y Alerta Sanitaria.

Para evitar la difusión de Fake News, Gil considera importante el uso responsable de las redes sociales que en el proceso de comunicación han convertido a los receptores en infociudadanos que complementan el trabajo de los periodistas, “El problema radica en que cuando se traspasa esa línea y se confunde con el rol de periodista, se puede llegar a generar informaciones erróneas que se convierten en las famosas fake news”. advierte la comunicadora.

La freelancer de la web especialista en tecnología Geztab, considera que la mejor forma de combatir y minimizar el impacto social de las fake news es formando a la población sobre cómo detectarlas. 

Lance la primera piedra…

¿Quién no ha difundido una noticia falsa? “Todos hemos reenviado por WhatsApp un mensaje que nos cause sorpresa o impacto”, se cuestiona y responde la periodista Arletty Velázquez, quien con franqueza admite que difundió entre familiares y amistades información no verificada sobre COVID19 “a los venezolanos nos tomó por sorpresa el confinamiento y la ciencia apenas comenzaba a estudiarlo, ese vacío de información detonó el intercambio de noticias no confirmadas. Los chats estaban copados de ellas, era imposible que te quedaras con una cadena que encabezara: ¡Atención¡ Científicos recomiendan… y al final la leyenda: No te quedes con esta valiosa información, tú puedes  salvar la vida de tu familia. Afortunadamente las investigaciones han avanzado, tenemos la posibilidad de googlear lo que nos causa como yo lo llamo “piquiña” y cortamos la cadena».

Por otra parte, Velázquez, jefa de prensa de Cactus24Noticias, manifiesta que los redactores de planta y corresponsales siguen los pasos recomendados para la detección de Fake News antes de procesar o replicar las noticias y aunque la publicación de casos Covid19 en el país se ciñe a los balances de la vocería oficial, difundieron el deceso por Covid19 de un médico en Zulia que no entró en la estadística oficial, pero fue confirmado por los medios de comunicación de esa región, enfatizó.

En Venezuela la difusión de informaciones falsas es delito

Venezuela incluye como delito la difusión de informaciones falsas que causen pánico en la colectividad[1], regula la difusión de mensajes en redes sociales[2], insta a los proveedores de medios electrónicos a restringir los mensajes, los hace responsables de su difusión y los multa por no atender a las solicitudes de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones[3]. La sanción para radio y televisión incluye la revocatoria de la concesión y en el caso de los medios electrónicos se castiga a la persona jurídica responsable con altas multas.

[1] Código Penal Artículo 296-A.

[2] Norma aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente como Ley constitucional contra el odio por la convivencia pacífica y la tolerancia, artículo 13, 14 y 22.

[3] Ley de responsabilidad social en radio, televisión y medios electrónicos: artículos 27 y 33. 

Estos son los consejos de la BBC para no caer en Fake News

  1. Tómate un minuto y piensa. No te creas la noticia ni compartas el texto de inmediato.
  2. ¿Te causó una reacción emocional muy grande? Desconfía. Las noticias inventadas se hacen para causar grandes sorpresas o rechazo.
  3. ¿Confirma alguna convicción que ya tenías? También es una técnica habitual de las noticias inventadas. Desarrolla el hábito de desconfiar e investigar.
  4. ¿La noticia está «pidiendo» que creas en ella o «muestra» por qué desconfiar? Cuando una noticia es cierta, es más probable que cite fuentes, que incluya enlaces y que cite documentos oficiales (en decir, que sea transparente).
  5. Producir un reportaje tan pronto como acontecen los eventos toma tiempo y exige profesionales cualificados. Desconfía de las noticias «bomba» en el calor del debate.

 

Por: Lady Arcila

 

CACTUS24 27-06-20