Las duras acusaciones del hermano indigente de Meghan Markle

La esposa del príncipe Harry dejó la realeza, logró que su marido y su hijo Archie también lo hicieran. Juntos intentan salir del foco público. Escapar a las críticas que tan mal le han hecho en los últimos años… pero a Meghan Markle la persiguen los escándalos.

Blom

 

Ahora, su medio hermano Tom Markle copó las portadas de los diarios para hacer lo mismo que el padre de ambos: criticarla duramente.

Tom, que tiene 53 años, y quedó sin hogar luego de perder su trabajo y terminar con su esposa, fue lapidario: “Debería cuidar a los suyos en vez de enfocarse en tantas actividades de caridad”. El dardo fue una expresión de su desilusión, del sentimiento de abandono que siente por parte de su media hermana.

“Soy un sin techo y podría haber estado bajo un puente con un letrero de cartón pidiendo dinero», aseguró Tom Markle en declaraciones a The Sun. “Mientras todo esto me pasaba, a mí que soy su familia, ella se sentó en su pedestal real… Debería haber hecho su trabajo humanitario con nosotros».

Tom también criticó duramente la decisión de su hermana de abandonar sus deberes reales. “Creo que llegar a esa posición (la realeza) es un gran honor para cualquiera en el mundo entero, es probablemente uno de los mayores logros de la vida”, afirmó por lo que calificó de “insultante” su decisión de abandonar a la Reina.

Las explosivas declaraciones del hermano de la duquesa de Sussex van en línea con los dichos de su padre, semanas atrás, que también fustigó a su hija por apartarse del Palacio de Buckingham. “Ella y Harry están convirtiendo a la Familia Real en un Walmart con una corona, me avergüenzan», disparó Thomas Markle. Y agregó tajante: “Esa no es la chica que yo crié”.

“Cuando se casaron, asumieron una obligación, y la obligación es ser parte de la realeza y representar a la realeza. Y sería una tontería que no lo hicieran”, aseguró ofuscado el padre de Meghan, que no pierde oportunidad para criticar a su hija.

El distanciamiento entre ambos es conocido y la afición de Thomas por aparecer ante las cámaras ventilan una intimidad que incomoda a la duquesa, ha reseñado Infobae.

“Esta es una de las instituciones más antiguas. La están destruyendo, la están abaratando, la están desgastando… no deberían estar haciendo esto», se indignó su padre en TV. «Todas las jóvenes quieren convertirse en princesas y ella lo consiguió, y ahora está tirando eso… parece que lo está tirando por dinero”, sentenció el padre de la duquesa. “Aparentemente 3 millones de dólares y una casa de 26 habitaciones no es suficiente para ellos… es algo embarazoso para mí’.

Como sucedió con el padre, el medio hermano de Meghan tampoco estuvo en la boda. La relación entre ambos es inexistente pero, mientras ella hace de cuenta que no existen, ellos dos aprovechan cada oportunidad para criticarla.

La Reina le pidió Harry y Meghan que asistan a un último evento como parte de la realeza: el servicio anual de la Commonwealth. La cita se realizará el 9 de marzo y participarán los representantes de los gobiernos de las 53 naciones miembros que se reunirán en la Abadía de Westminster.

Al parecer Harry y Meghan ya aceptaron, por lo que la monarca puso en marcha su plan para superar el Megxit. Es que el gesto que exige la reina no es solo hacer presencia, implica un esfuerzo extra: mostrarse con William y Kate.