“La Locha” vivía en la calle y robaba con una pandilla

Jesús Alexander Alparodo Valera (28), conocido como “La Locha”, en su haber tiene 3 entradas policiales por los delitos de droga, robo y porte ilícito de arma de fuego. Su familia en distintas oportunidades lo había llevado a la iglesia tratando de que escuchara la palabra de Dios y se regenerara, pero nunca lo hizo, siempre se iba a la calle.

Tenía su pareja, la perdió porque la calle era más importante para él, hoy la mayor parte de su familia -quienes son de escasos recursos- están en Colombia trabajando para poder comer a diario.

Supieron de su muerte a mitad de la mañana del viernes, no sabían cómo, su familia no tuvo valor para entrar en la morgue, lo reconoció por un tatuaje en el brazo, explicó que prácticamente dormía en la calle, se la pasaba deambulando por la avenida Vargas lugar donde cometía fechorías, al igual que en Yacural.

Antes que ellos, había llegado un grupo grande de niños, muchachas jóvenes, una muy flaca quien -se supo- estaba en estado y actualmente era su pareja, ellos querían saber si era a “La Locha” al que habían matado porque no llegó al punto de encuentro.

“La Locha” murió en un presunto enfrentamiento con funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) en el sector La Pastoreña de Yacural. En el sitio fue localizada una escopeta calibre 16 supuesta arma con la que disparó en contra de la comisión.

“La Locha” además fue identificada como la persona que el pasado miércoles le disparó a un señor por Santa Rosa cuando no detuvo su vehículo para ser robado.

Vecinos de la zona aseguraron que ciertamente el joven era un azote de barrio y se la pasaba con un grupo de muchachos de la calle, con el que robaba a transeúntes y conductores.   

 

Karina Peraza Rodríguez/Corresponsalía Lara