La llama olímpica se queda en Japón

El relevo del fuego olímpico fue pospuesto el martes debido a que los propios Juegos de Tokio quedaron aplazados para 2021.

Blom

 

Los organizadores tenían la intención de proseguir con el relevo, a partir del jueves, pese a la propagación del coronavirus.

Pero poco después que el Comité Olímpico Internacional pospusiera oficialmente los Juegos, el presidente del comité organizadores señaló que el relevo no iba a seguir.

“De momento, la llama quedará guardada y se mantendrá a la vista en Fukushima”, dijo Yoshiro Mori.

El relevo iba a comenzar en la prefectura de Fukushima, en el noreste de Japón, sin una torcha, gente que la portara y sin público.

Procedente de Grecia, la llama llegó el 12 de marzo.