La guerra de la sobrevivencia: Francia incautó equipos de mascarillas que eran de España e Italia

Las autoridades francesas incautaron millones de mascarillas que una empresa sueca trasladaba desde China con destino a España e Italia. El incidente resultó en un escándalo diplomático que se solucionó parcialmente dos semanas después.

«Estamos en guerra», insistió el presidente francés Emmanuel Macron el 16 de marzo, hablando de la pandemia de COVID-19. Y en la guerra, como se sabe, todo vale. El mandatario francés había firmado un decreto que permite al Gobierno requisar todo producto necesario en la lucha contra la epidemia.

Blom

 

Fue así como el pasado 5 de marzo, el Secretariado General de la Defensa y la Seguridad Nacional (SGDSN) de Francia incautó un pedido de cuatro millones de mascarillas que la empresa de productos desechables Mölnycke transportaba desde China con destino a España e Italia. La mercancía hizo escala en el puerto francés de Marsella y el nudo logístico de la ciudad de Lyon, donde fue retenido según las instrucciones presidenciales.

De esos los cuatro millones de mascarillas retenidas, un millón estaban destinadas a España y otro tanto a Italia.

Una quinta parte de todas las compras de materiales médicos en la Unión Europea son equipos de protección personal importados de Asia por la empresa sueca Mölnlycke. Y el principal almacén de stock y distribución de la compañía para el sur de Europa, Bélgica y los Países Bajos se encuentra en la francesa Lyon.

Los franceses, amparados por el decreto presidencial emitido el 3 de marzo se apoderaron del stock de Mölnlycke de aproximadamente cuatro millones de mascarillas. Todo había sido comprado y tenía destino: Italia y España, además de Bélgica, Países Bajos, Portugal y Suiza, que tiene un estatus comercial especial con la UE. Del total solo un millón eran compra francesa. Se requirieron 15 días de negociaciones y la intervención del gobierno sueco para que la Secretaría General de Defensa y Seguridad Nacional de Francia acordara transferir la mitad de las mascarillas pertenecientes a España e Italia.

La presidenta de la región de París también denunció la pérdida de cargamentos a manos de los estadounidenses. “El gobierno de Washington niega estar detrás de esa carrera y haber comprado mascarillas a China destinadas a Francia”, declaró a la AFP un alto funcionario estadounidense.

Cactus24// 03-04-2020