La exposición a pantallas está dañando la salud visual infantil

La televisión, computadoras y celulares ya forman parte de la dinámica diaria de los niños. El problema es que a medida que pasan más tiempo frente a estas pantallas, los efectos sobre la salud infantil también aumentan: está demostrado que favorece el sedentarismo y la obesidad, además de interferir con su desarrollo emocional y cognitivo.

Y los ojos no son inmunes: el riesgo por el potencial daño a la salud visual ya es un fenómeno que los especialistas advierten con mayor frecuencia en la consulta. Así ocurre con problemas como dolor de cabeza, visión borrosa transitoria, ojos secos (las personas pestañean con menos frecuencia frente a una pantalla, lo que afecta su lubricación y los irrita) y fatiga ocular.

La Academia Americana de Oftalmología publicó un informe en el que alerta de esta situación y llama a los padres a estar atentos al uso que sus hijos hacen de dispositivos electrónicos, sobre todo porque se desconoce cuál es su impacto a largo plazo en la visión.

De hecho, aunque no existen estudios concluyentes, se estima que la masificación de las pantallas ha contribuido al aumento a nivel mundial de la miopía.

La recomendación entonces apunta a tomar descansos más frecuentes y, sobre todo, a evitar que niños usen dispositivos electrónicos. Entre los 5 y los 12 años, el tiempo de exposición puede ir aumentando de 60 a 90 minutos diarios, pero no debería sobrepasar las dos horas diarias en la adolescencia.

Los oftalmólogos recomiendan tomar un descanso de 20 segundos por cada 20 minutos frente a una pantalla.

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.
COMPARTIR