Kim Kardashian quedó asfixiada con estrecho vestido

Kim Kardashian, una de las celebridades más queridas frontera dentro de los EE.UU, acaba de confesar el duro momento que atravesó por culpa de un vestido.

Este vestido de «Thierry Mugler» combinado con un corsé «Mister Pearl», fueron los culpables de que el sencillo movimiento de sentarse le fuera imposible, y no solo eso, sino que para poder respirar le tuvieron que enseñar a realizar unos ejercicios de respiración para que no cayera redonda al suelo de un desmayo.

“Nunca había sentido un dolor así en mi vida. Tendré que mostrarte fotos de las consecuencias cuando me quité las muescas en mi espalda y en mi estómago”, ha confesado

Las redes arden, y preguntan a Kim si le habían quitado las costillas flotantes para poder meterse en ese vestido. «¡Ni siquiera sé si eso es posible!», respondió la Kardashian. Aunque como ya dijo su entrenadora personal, Melissa Alcantara, Kim trabaja duro su cuerpo, (ya que es lo único que hace), y toda ella es natural.

Cactus24 (11-07-2019)