El ex presidente uruguayo José Mujica expresó este lunes desde Madrid su “solidaridad” con el líder opositor venezolano Leopoldo López, que acaba de cumplir 1.000 días en prisión. 

“No me gustan los presos políticos en ninguna parte del mundo”, dijo Mujica en una comparecencia en el ayuntamiento de Madrid junto a la alcaldesa Manuela Carmena, respondiendo a una pregunta de la prensa sobre “el preso político” López.

“Tengo solidaridad de preso con todos los presos políticos del mundo, cualquiera sea la causa”, añadió sin nombrar a Leopoldo López el ex mandatario izquierdista uruguayo (2010-2015), que pasó más de una década en prisión por su militancia como guerrillero tupamaro.

Mujica, de 81 años y actualmente senador, alabó el “buen camino” emprendido por la Iglesia católica para facilitar el diálogo en curso entre el gobierno de Nicolás Maduro y la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Igualmente lamentó que haya “una crispación, una incapacidad somática como para poder dialogar de buena fe”, pero aseguró que no ve “otra salida” que un entendimiento final entre el gobierno chavista y sus detractores.

Más allá de estas conversaciones, Mujica agregó que “el primer problema que tiene Venezuela, es la dependencia petrolera” (96% de sus divisas provienen de las exportaciones de petróleo) ya que eso “le devastó la cultura productora de alimentos” y llevó a que el país “se acostumbró a importar la comida porque salía más barato”, reseñó Noticiero Venevisión.

Cactus24 (14-11-16)

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.