José María de Viana: “El Ejecutivo ha perjudicado el abastecimiento del servicio del agua”

Las fallas en el mantenimiento en los sistemas de bombeo que transportan el agua potable desde los embalses responsables de suministrar a Caracas, la falta de un personal operativo capacitado y la escasez de acciones correctivas por parte del Ejecutivo Nacional, han perjudicado el debido abastecimiento de este servicio básico, así lo afirmó José María de Viana, ingeniero civil y expresidente de Hidrocapital.

En declaraciones a Prensa Unidad Venezuela, el experto en la materia explicó que el acueducto de Caracas se alimenta desde los embalses de Camatagua y Taguaza, cuyo sistema está distribuido en tres grandes tuberías llamadas Tuy I, que abastece al oeste de la ciudad; Tuy II, que surte al este y, Tuy III, el cual suministra agua tanto al oeste como a una parte del municipio Baruta.

Indicó que, desde hace tiempo, este sistema ha ido deteriorándose de manera progresiva debido a la falta de mantenimiento en sus respectivas infraestructuras y el manejo deficiente de personas que no están capacitadas para realizar ni administrar dicha labor.

En este sentido, acotó que esto representa el origen del déficit de agua potable que deben padecer los habitantes capitalinos, quienes, en la actualidad, están recibiendo una menor cantidad de dicho líquido en comparación con el año 1999, fecha en la cual la ciudad obtenía 20 mil litros de agua por segundo.

“En estos momentos, Caracas recibe 15 mil litros por segundo, eso quiere decir que, efectivamente, como el agua que entra a la ciudad no tiene los niveles óptimos de abastecimiento, la forma de distribuir este líquido hace que, prácticamente, toda la capital tenga restricciones, inclusive en lugares que nunca la habían tenido, como las zonas bajas del Paraíso o La Valle Coche, estén sometidas a regularizaciones”, especificó.

De Viana aseguró que, además de que los sistemas Tuy I, Tuy II y Tuy III, los embalses de emergencia con las que cuenta la ciudad para ayudar a solventar esta escasez, tales como Teresa y Tamarindo, están completamente vacíos.

 Asimismo, desmintió la teoría utilizada por el régimen de Nicolás Maduro, el cual afirma que la escasez de agua se debe al período de sequía.

“De hecho, tanto el embalse de Camatagua, como el embalse de Taguaza, que son los dos embalses más grandes del sistema, están llenos. Si fuese un problema de sequía no afectaría tanto. (…) Entonces, hay que preguntarse si los embalses más grandes están llenos, por qué las ciudades más grandes están secas. Si estuviésemos en sequía, ambos embalses estarían secos”, aseveró.

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.