En 34 días el comisario Benito Cobis se mostró recio contra las bandas. En las pocas semanas  que lideró la Dirección de Inteligencia y Estrategias Preventivas del Cuerpo de Policía Bolivariano del Estado Zulia (DIEP-CPBEZ) coordinó la búsqueda de ladrones de carros, sicarios, homicidas y extorsionadores. Encarceló a unos cientos y liquidó a 34. Su actitud implacable contra el crimen sería una de las razones por las que ordenaron, el pasado jueves la medianoche, su asesinato en Cabimas.

Cobis asumió el cargo el 30 de agosto. Y en cuestión de horas ya su gente ubicaba a un ladrón de residencias al sur de Maracaibo. Pero sus objetivos eran claros, enrumbó a su gente contra las grandes mafias.

Las bandas de Los Tocavidrios, El Cagón, Los Viata y Los Meleán reportaron bajas durante su gestión. Con sus operaciones logró reducir la criminalidad. Pero el 21 de septiembre lo desafiaron y lanzaron una granada contra una panadería en Cabimas, localidad donde este residía con su familia.

En horas identificó al presunto autor material del ataque y ordenó su búsqueda. En su círculo de investigadores y amistades hubo un traidor y ayudó a la mafia a ubicarlo, emboscarlo y acribillarlo con 50 tiros de fusil dentro de su Orinoco, blanco, en el sector Monte Pío, en la carretera Lara-Zulia.

“Yeico Masacre” se atribuyó el doble homicidio, en el que acabaron con el comisario y su escolta a través de las redes sociales. Quien se identificó como miembro de la banda Los Meleán era el principal sospechoso del atentado en la panadería.

Douglas Rico, director Nacional del Cuerpo de Investigaciones, Científicas y Criminalísticas (CICPC), viajó de Caracas para instalarse en Maracaibo con un equipo multidisciplinario. Buscan a través de la telefonía el mensaje que ayudó a los sicarios a ubicar al comisario Cobis y a su guardaespalda. Las investigaciones se concentran en ”funcionarios corruptos”.

Cactus 24 (07/10/2018)

ATENCIÓN: Cactus24 no se hace responsable de los comentarios emitidos por los lectores.