Ya poco queda del Russell Crowe que protagonizó la película Gladiador en el año 2000. El actor de 54 años, ha sorprendido a sus seguidores con un irreconocible aspecto.

Al celebrarse el aniversario 18 de la película épica se realizó un evento benéfico en Roma donde se presentó el show Il Gladiatore, un espectáculo de luz y música en vivo. Hasta el lugar llegó Crowe, quien llamó la atención por sus varios kilos de más, su pronunciada barba blanca y un cabello en el mismo tono.

El australiano que encarnó a un musculoso Máximo Décimo Meridio en el filme de Ridley Scott, no quiso hablar con la prensa y solo disfrutó del evento en el Coliseo de Roma.

Ya a mediados del 2016, se podía ver al actor con un evidente aumento de peso. En ese momento, su apariencia se debía a su papel en la película Dos tipos peligrosos, que protagonizó junto a Ryan Gosling.

Pero a los pocos meses parecía recuperar su figura perdiendo peso. La función de Il Gladiatore fue un evento exclusivo, en el que sus asistentes tuvieron que pagar entre $1,700 y 3,500 por la entrada.

La recaudación tuvo como destino la campaña End Polio Now, apoyada por Rotary International, la Fundación Bill y Melinda Gates, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unicef.